El consumo de cannabis ha crecido notoriamente en los últimos años. Aquellos que están a favor del consumo del mismo, plantean los grandes beneficios que tienen en el momento propio de consumo y a largo plazo, siendo incluso utilizado como forma de medicación. Por otro lado, se encuentran los opositores de su consumo, quienes plantean grandes consecuencias negativas a corto y largo plazo. Entre ellas, la puerta de entrada a un mundo psicótico. Entonces… ¿La esquizofrenia tendría relación? A continuación, veamos la evidencia que hay sobre el tema.

¿A qué llamamos cannabis?

El Instituto Nacional de Abuso de Drogas (National Institute on Drug Abuse, [NIDA], 2019) plantea que el término marihuana se refiere a las hojas secas, flores, tallos y semillas de la planta Cannabis sativa o Cannabis. La planta contiene tetrahidrocanabidol (THC), sustancia química que provoca alteraciones mentales, así como también otros compuestos similares.Además… ¿Sabías que el cannabis es la droga ilícita más consumida en el mundo y, a menudo, se consume por primera vez durante la adolescencia? (Alves da Silva et al., 2022).

¿Y esquizofrenia?

Cannabis y esquizofrenia: ¿Se relacionan?

La esquizofrenia es un trastorno mental crónico y grave que afecta el pensamiento, las emociones y el comportamiento de una persona (Organización Mundial de la Salud, [OMS], 2022).

Además, se caracteriza por la presencia de síntomas psicóticos, que incluyen alteraciones en la percepción de la realidad, delirios y alucinaciones.

Así, es un trastorno mental grave que afecta los procesos psicológicos básicos y tiene consecuencias en el comportamiento, las relaciones y la calidad de vida.

Manifestándose, generalmente, durante la adolescencia o al inicio de la edad adulta y e impactando significativamente en la vida diaria de la persona que la presenta.

Consumo del cannabis

En la actualidad, muchos países han legalizado el consumo del cannabis en sus sociedades. Sin embargo, el conocimiento sobre sus efectos en la salud humana sigue siendo limitado. Esto conlleva una preocupación de la comunidad científica, pues en muchas sociedades, los principales consumidores de cannabis son los adolescentes y los jóvenes. Desconociéndose el impacto potencialmente perjudicial del cannabis en el desarrollo del cerebro y aumento del riesgo de psicosis. Y es que, el cannabis y la esquizofrenia podrían estar ligados (Alves da Silva et al., 2022).

Efectos del cannabis

Efectos a corto plazo

Cuando una persona fuma marihuana, el TCH pasa rápidamente de los pulmones a la corriente sanguínea. La sangre transporta entonces la sustancia química al cerebro y a otros órganos del cuerpo. Si la persona ingiere o bebe el THC, el organismo lo absorbe más lentamente. En ese caso, los efectos se sienten por lo general entre 30 y 60 minutos después de consumir la droga. Con esto, suelen observarse:

Efectos a largo plazo

No cabe duda de que la marihuana también afecta el desarrollo del cerebro. Cuando una persona comienza a consumir marihuana en la adolescencia, la droga puede reducir la capacidad de pensar, la memoria y funciones cognitivas. Y, así mismo, afecta la manera en que el cerebro establece conexiones entre las áreas que son necesarias para realizar tales funciones.

Los investigadores todavía continúan estudiando cuánto tiempo duran los efectos de la marihuana y si algunos de los cambios que causa podrían ser permanentes.

Por ello, algunos plantean que el consumo de cannabis se asocia con resultados adversos para la salud y se considera un factor de riesgo para la esquizofrenia. Con una relación dosis-respuesta que aumenta el riesgo en un 50-200% (Rojas Bernal et al., 2021).

Lo anterior, se sustenta también con los reportes de quienes consideran que el uso de cannabis ha sido asociado no solo con síntomas positivos, sino también con síntomas negativos y cognitivos similares a los de la esquizofrenia (Rentero et al., 2021).

Cannabis: ¿Puerta de entrada a la esquizofrenia?

Existe evidencia de una posible relación entre el uso regular de cannabis y los trastornos psicóticos. Así como el empeoramiento de los síntomas en personas con trastornos psiquiátricos preexistentes.

De hecho, su uso puede ser un factor de riesgo para el desarrollo de la esquizofrenia en personas vulnerables, especialmente cuando ocurre a una edad temprana y en grandes cantidades. Esto podría interferir en el neurodesarrollo y constituir una explicación biológica plausible para el desarrollo de la esquizofrenia.

Además, se ha planteado que el THC puede inducir síntomas psicóticos similares a los de la esquizofrenia y afectar el funcionamiento cognitivo. Sumado a esto, existe una alta prevalencia de consumo de cannabis entre las personas con esquizofrenia, y se ha observado que el 83% consumen esta sustancia (Rojas Bernal et al., 2021).

Un debate abierto

Si bien se ha observado en investigaciones recientes una relación entre el uso de cannabis y el inicio de los síntomas psicóticos, en la mayoría de los estudios analizados no hay datos que respalden un aumento en la precocidad, el riesgo o intensidad de la psicosis en los consumidores de cannabis (Alves da Silva et al., 2022) .

Cabe preguntarse entonces, qué ocurre cuando la cuestión se plantea ante grupos de pacientes con esquizofrenia, donde una ha sido inducido mediante el cannabis y otro ya presentaba esquizofrenia crónica (Rentero et al., 2021) .

Al parecer, por un lado, la vulnerabilidad familiar en el desarrollo de la psicosis puede ser precipitada por el consumo de cannabis, resaltando la importancia de prevenir su uso en quienes tienen alto riesgo de desarrollar psicosis.

Asimismo, hay menos síntomas negativos en los trastornos inducidos, y menos alucinaciones auditivas; diferencia que desaparece en la esquizofrenia.

Por último, las psicosis inducidas pueden ser la etapa inicial de la esquizofrenia, ya que más del 50% de estos casos se desarrollan en la enfermedad. Y una vez que la esquizofrenia está establecida, la presentación clínica parece indistinguible de la esquizofrenia en quienes no son usuarios de cannabis.

¿Y la neurocognición de personas con esquizofrenia y consumidores de cannabis?

Los resultados hallados son contradictorios. Por un lado, se ha reportado que en personas que tienen un primer episodico psicótico en el consumo de cannabis, pueden tener efectos negativos en la cognición y estar asociado con deterioro cognitivo y anomalías cerebrales. Sin embargo, otros estudios sugieren que en personas que al consumir cannabis presentan un primer episodio psicótico puede asociarse una mejor capacidad cognitiva, mejor funcionamiento y menos anomalías cerebrales (Díaz et al., 2020).

Conclusión

En la actualidad, el consumo del cannabis es un gran debate en la mayoría de las sociedades. Sin embargo, varios opositores de dicho consumo, manifiestan las grandes consecuencias a nivel cerebral tanto a corto como largo plazo. Entre estos, se destaca la esquizofrenia.

Varias investigaciones han estudiado sobre el tema, y si bien no hay unanimidad; se evidencia que en su mayoría suele observarse una relación entre el consumo de cannabis y la esquizofrenia. Fundamentalmente, cuando el comienzo del consumo es en la adolescencia y se agrega la predisposición genética de llegar a tal estado. Lo que remarca la importancia de conocer las consecuencias para realizar un consumo responsable.

Referencias bibliográficas

  • Alves da Silva, P., Passamani, G., Almeida, J., Nishumura, R., Barrios, I., O’Higgins, M., Ruiz, N., Almirón, J., Navarro, R., Ventriglio, A., Torales, J., Sousa, A., da-Silva, M. y Castaldelli, J. (2022). Cannabis use and the development of psychosis or schizophrenia, analysis of current legislation and regional mapping: A systematic review. Medicina clínica y social, 6(2), 65-79. Doi: https://doi.org/10.52379/mcs.v6i2.249
  • Díaz, C., Alonso, G. y Pineda D. (2020). Cannabis, esquizofrenia y cognición, aportes de la conectividad cerebral. Adicciones, 20(10). Doi: 10.20882/adicciones.
  • El Instituto Nacional de Abuso de Drogas (2019). El Canabis (marihuana). DrugFacts. https://nida.nih.gov/es/download/1073/el-canabis-marihuana-drugfacts.pdf?v=d580764aece80ddc50e87780de7b4212
  • Organización Mundial de la Salud (2022). Esquizofrenia. https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/schizophrenia.
  • Rentero, D., Arias, F., Sánchez, S., Rubio, G. y Rodríguez, R. (2021). Cannabis-induced psychosis: clinical characteristics and its differentiation from schizophrenia with and without cannabis use. Adicciones, 33(2), 95-108. Doi: 10.20882/adicciones.1251
  • Rojas Bernal, L. A., Castaño Pérez, G. A., Zapata Berruecos, J. F., Bareño Silva, J. y Duque Grajales, J. (2022). Capacidad predictora y diferencial del mismatch negativity en pacientes con esquizofrenia y consumidores de cannabis. Informes Psicológicos22(2), 219-236. https://doi.org/10.18566/infpsic.v22n2a13