Una de nuestras capacidades que se encuentra en constante funcionamiento es, sin lugar a duda, la memoria. Nos permite no solo memorizar rápidamente números, letras, frases y rostros, sino también, almacenar recuerdos. Recuerdos que, posteriormente, podrán ser evocados en un futuro. Desafortunadamente, el escenario para Clive Wearing, quien cada 7 segundos olvida lo ocurrido en el presente, es extremadamente distinto. Pero, ¿quién es Clive Wearing? A continuación, profundizaremos en el asombroso caso de Clive Wearing, su amnesia y los 7 segundos de memoria.

“Ella escribió, que la memoria es frágil y el transcurso de una vida es muy breve y sucede todo tan deprisa, que no alcanzamos a ver la relación entre los acontecimientos, no podemos medir la consecuencia de los actos, creemos en la ficción del tiempo, en el presente, el pasado y el futuro, pero puede ser también que todo ocurre simultáneamente.”

Isabel Allende

¿Qué ocurrió en el asombroso caso de Clive Wearing?

Clive Wearing nació en el año 1938, en Reino Unido. Gracias a su gran pasión por la música logró ser reconocido, desempeñándose como productor de música, maestro de coro e inclusive, director de grandes orquestas británicas. Actualmente, es reconocido por ser uno de los casos más extremos de amnesia conocidos hasta la fecha.

Clive Wearing: 7 segundos de memoria. Imagen obtenida de: https://miro.medium.com/max/625/1*WU6JYdFRETGk3j6kqHeOCw.jpeg

En 1985, a sus 46 años, Wearing padeció lo que se conoce como encefalitis por herpes simple, enfermedad que puede dar lugar a una forma particularmente grave de síndrome amnésico.

En la mayoría de los casos se dice que son provenientes de infecciones primarias. Pudiendo aparecer en afecciones neurológicas como resultado de una cirugía bilateral del hipocampo, lesiones talámicas, síndrome de Korsakoff, entre otras.

A pesar de ello, Wearing logró recuperarse. Aunque no del todo.

Sufrió daños irreversibles en ciertas regiones del cerebro, como el lóbulo frontal y gran parte de su hipocampo. Una región que desempeña un rol fundamental en la adquisición del aprendizaje y consolidación de la memoria a corto plazo.

Indaguemos en el cerebro de Wearing

Imagen obtenida de Wilson et al. (1995).
Figura 1. a) Vista coronal de la resonancia magnética con lesión del lóbulo temporal izquierdo y lesión más pequeña del lóbulo temporal derecho. b) Vista axial con un perfil de lesión similar. Imagen obtenida de: Wilson et al. (1995).

En 1991, se hizo una resonancia magnética que mostró anormalidades en estructuras hipocampales, amígdalas, sustancia innominada, cuerpos mamilares, lóbulos temporales, fórnix izquierdo, circunvolución temporal, la parte anterior superior de la circunvolución temporal izquierda e ínsula izquierda.

Además, se encontró una leve anomalía en la parte posterior media de la circunvolución temporal izquierda, corteza frontal medial izquierda, cuerpo estriado izquierdo, ínsula derecha, fórnix derecho y parte inferior anterior de la circunvolución temporal derecha

El tercer ventrículo y ambos ventrículos laterales se consideraron significativamente dilatados.

Por otro lado, el tálamo permaneció intacto y no se encontró ninguna otra anomalía del lóbulo frontal (aparte de la anomalía frontal medial izquierda mencionada) (ver Figura 1).

¿En qué se traducen estas secuelas del cerebro?

Después de la tragedia, la memoria de Wearing sufrió un cambio radical y permanente.

Los daños en el hipocampo le provocaron amnesia anterógrada. Un tipo de amnesia que se caracteriza por un olvido excesivo más o menos completo, pero continuo, de los acontecimientos de la vida diaria.

El asombroso caso de Weating: 7 segundos de memoria. Imagen obtenida de: https://patrickscasestudies.files.wordpress.com/2017/09/clive-wearing_1499_2545873a.jpg?w=640

Es decir que, desde el momento en el que su hipocampo se vio afectado, este gran músico fue incapaz de generar recuerdos. Olvidando cada acción que realiza una vez pasados los 7 segundos.

Ahora, como fue el caso con H. M., la memoria declarativa permanece relativamente intacta. Musicalmente hablando es hábil y competente.

Por otra parte, Clive Wearing padece también en menor medida amnesia retrógrada. Un tipo de amnesia que le imposibilita recordar ciertos acontecimientos que sucedieron antes de su enfermedad. Además, mantiene desde años la preocupación de que acaba de despertar.

Conviviendo con la amnesia en el caso de Clive Wearing

Los primeros días posteriores a la etapa crítica de su afección, Clive Wearing se encontraba en un estado de confusión y su comportamiento resultaba extraño para quienes lo acompañaban. La amnesia se asocia a menudo con desorientación en el tiempo. 

En 1985, sus hijos tenían veinte años y él pensaba que aún eran pequeños. Cuando tenía en frente a su hijo creía que era su hermano. Asimismo, al principio pensaba que su esposa, Deborah, era su novia. Sin embargo, después la reconoció como su mujer.

Clive Wearing 7 segundos. Imagen obtenida de: https://lamenteesmaravillosa.com/wp-content/uploads/2015/09/Clive-Wearing-con-su-mujer.jpg

En el transcurso de este escenario completamente nuevo, utilizó un cuaderno en el que describía cómo se sentía para determinar aquellos momentos en que recobraba la conciencia.

A medida que transcurría el tiempo, se ponía en evidencia la incapacidad no solo de retener información sino también de definir o describir objetos y palabras simples. Wearing había quedado atrapado en un ahora perpetuo.

Hoy en día, Clive Wearing tiene 82 años y dos grandes pilares que el olvido no pudo quitarle, su esposa y su pasión por tocar el piano. Aunque afirma amar a su mujer y la recuerda íntegramente, con el resto de las personas la situación es totalmente distinta.

Deborah Wearing comenta que cada vez que regresa de visitar a su marido, él le pregunta cuándo irá a visitarlo, ya que, a pesar de recordarla, olvida rápidamente los momentos que pasan juntos.

Algo similar sucede con respecto al piano, pues es capaz de tocar el instrumento como lo hacía antes, pero al acabar, el director de orquesta olvida que lo ha hecho. ¿A qué se debe esto? Veamos dos tipos de memoria implicados.

La memoria implícita

El tipo de memoria que está en juego cada vez que Wearing toca el piano se conoce como memoria implícita, procedimental o no declarativa. Este tipo de memoria se caracteriza por ser automática, inconsciente y capaz de perfeccionarse por medio de la práctica.

Es decir, gracias a varios años de práctica con el instrumento, Clive Wearing desarrolló en gran medida su memoria implícita. Esta le permite continuar disfrutando de momentos junto al piano.

Memoria explícita

Por otro lado, la incapacidad de poder definir objetos y palabras posterior a la etapa más dura de su enfermedad se relaciona con la memoria explícita. También denominada declarativa o relacional. Este tipo de memoria se encarga de almacenar hechos (memoria semántica) y eventos (memoria episódica).

Además, a diferencia de la memoria implícita, es un tipo de memoria que se adquiere en poco tiempo. Es por ello por lo que Wearing era incapaz de denominar un objeto tan simple como un “árbol” y no hallaba definiciones para las palabras que se le presentaban.

Conclusión 

Como podemos observar, el asombroso caso de Clive Wearing y los 7 segundos de memoria es uno de los más característicos acerca de la amnesia.

Demuestra la importancia y el rol fundamental que cumple la memoria a la hora de desarrollar las tareas diarias. Además, permite conocer un poco más acerca de esta y sus diferentes tipos. Así como las partes del cerebro que actúan para generar y almacenar recuerdos.

A pesar de las fatídicas consecuencias que padeció Clive, nos sirve de ejemplo para entender un poco más acerca de las repercusiones que pueden generar afecciones a nivel cerebral y de cómo es capaz de reaccionar el cerebro humano ante ellas.

Por ende, es de suma importancia continuar con investigaciones y estudios acerca de la memoria, así como también de las demás funciones cognitivas con el objetivo de comprenderlas y lograr mejores resultados en los procesos de rehabilitación posteriores ¿Será el caso de Clive Wearing y los 7 segundos de memoria un caso de amnesia aislado?

Referencias bibliográficas

  • Bartsch, T. y Butler, C. (2013). Transient amnesic syndromes. Nature Reviews Neurology9(2), 86-97. https://doi.org/10.1038/nrneurol.2012.264
  • Kopelman, M. D. (2002). Disorders of memory. Brain125(10), 2152-2190.
  • Kopelman, M. D. (2015). Precious memories. The Biologist, 62(5), 16-19.
  • Olivares, J. D., Juárez, E. y García, F. (2015). El hipocampo: neurogénesis y aprendizaje. Rev. Med. UV, 15(1), 21-28.
  • Puentes, A. (2007). La memoria: Una compleja entidad difícil de evaluar. Fundación de Neuropsicología Clínica. http://www.fnc.org.ar/assets/files/puente_2%20(1).pdf
  • Ruiz-Vargas, J. M. (2002). Sobre el tiempo y la memoria. En JA Vela (Eds.), con Carlos Castilla del Pino en su cumpleaños (págs. 77-84). Fundación Castillo del Pino.
  • Wilson, B. A., Baddeley, A. D. y Kapur, N. (1995). Dense amnesia in a professional musician following herpes simplex virus encephalitis. Journal of Clinical and Experimental Neuropsychology17(5), 668-681. https://doi.org/10.1080/01688639508405157