Somos la construcción social de lo que hemos experimentando desde el primer momento en el que aprendemos sobre nuestro entorno. Esta visión no es nueva, al contrario, ha sido estudiada desde distintas perspectivas. Una de las más relevantes es la de la psicología social, cuyo análisis se centra en el estudio de la mente humana y cómo, socialmente, puede verse influenciada según el contexto en la que se encuentra. Conozcamos más acerca de los objetivos de la Psicología Social y qué han encontrado sobre el entorno y su influencia en el individuo.

Orígenes de la Psicología Social

La psicología social es una rama de la psicología que nace a principios del siglo XX. Nos situamos en la época en la que el aumento de la producción industrial y la masificación de fábricas y trabajos dio paso a diversas problemáticas.

El desplazamiento de las personas a la ciudad aumentó la producción de diversos recursos y materiales para la vida cotidiana. No obstante, la precariedad de las condiciones de trabajo de la época, derivaron en diversas problemáticas relacionadas con la salud y el ámbito laboral. Y, poco a poco, esto no tardó en convertirse en un serio problema a nivel social.

Percepción social - personas - NeuroClass

En consecuencia, se produjo la creación de sindicatos laborales que, tras la repercusión callejera por medio de huelgas y movimientos obreros, buscaban una vida digna.

Siguiendo esta línea,  algunos de los ejemplos de agrupaciones sociales contribuyeron a entender cómo, paulatinamente, fueron las mismas personas las que empezaron a tomar acción.

Esto es, al observarse ciertas circunstancias que parecían aludir a una pérdida de solidaridad se dio paso a un nuevo “orden social”. De esta forma, aparecieron comportamientos colectivos masificados que promovían conductas grupales llamativas. Fue así como los movimientos y propuestas teóricas sobre la psicología social se desarrollaron con más fuerza en Europa y Estados Unidos (EE. UU.). De hecho, son precisamente en estos lugares donde aparecerían los pensadores y teóricos más relevantes de la época.

¿Cuáles son los objetivos de la Psicología social?

Podemos determinar que, principalmente, se dedica a estudiar “la influencia de la presencia real o imaginada del otro en la conducta, pensamiento y sentimiento del sujeto” (Páez y Zubieta, 2004, p. 17).

Y es que, si bien la individualidad nos diferencia de los otros como seres únicos e irrepetibles, la presencia de los otros en nuestras vidas también contribuye a esa individualidad que construimos socialmente.

Es así como los objetivos de la psicología social se centran en la interacción entre el individuo y la sociedad a la que pertenece y en cómo estos factores afectan a su comportamiento.

¿Qué es la Psicología Social Aplicada?

Autores como Sánchez-Vidal (2002) indican que la psicología social “se ocupa de las relaciones entre las personas y su mutua influencia, de la interacción humana” (p.2). A partir de tal concepto, este autor indica que la psicología social aplicada utiliza métodos psicosociales y el “saber”. Todo ello, con el fin de responder a las diferentes problemáticas a nivel social y buscando la construcción del bienestar general del ser humano.

¿Cuáles son los objetivos de la Psicología Social Aplicada?

Aprendizaje social - trabajo en equipo - NeuroClass

De igual manera, indica que la psicología social aplicada tiene por objetivo comprender las relaciones entre las personas de un entorno y su mutua influencia.

Este es un término que nace en la década de los 70 del sigo XX como parte de un análisis social. Profundizando más, la psicología social aplicada utiliza determinados métodos de trabajo con el fin de resolver aquellas problemáticas sociales inherentes a estas interacciones interpersonales. Así pues, tiene por objetivo general apoyar un desarrollo humano en el que prime el bienestar emocional y psicológico de las personas.

Algunos de los principales expositores de la Psicología Social: El entorno y su influencia en el individuo

Desde su origen, en el inicio del siglo XX, la psicología social se enmarca en medio de una crisis política y social, concretamente, en el continente europeo. Todo esto, producto de la Segunda Guerra Mundial. En la década de los años 20, 30 y 40, el desplazamiento masivo debido a cuestiones políticas y laborales intensificaron diversas crisis de carácter sanitario, humanitario y laboral.

Fue así como se empezó a gestar un tipo de pensamiento “poco solidario”, individualismo o una especie de “nuevo orden social” un poco más caótico. A continuación, se expone brevemente la vida, propuestas teóricas, académicas y experimentales de algunos de los principales precursores de la psicología social. Veamos más sobre ellos y sobre sus principales planteamientos teóricos sobre el entorno y su influencia en el individuo.

Herbert Spencer

Herbert Spencer - Psicología Social - NeuroClass

Nació en Derby, Inglaterra, el 27 de abril de 1820. Inicialmente, sus estudios estaban relacionados con la biología, psicología y filosofía y decidió involucrarse en el mundo del periodismo y la política.

Fue el autor de obras como la esencial Social Statistics, or the Conditions Essential to Human Happiness (1850). Y es que, a partir de este escrito, se empezó a percibir su visión basada en la teoría evolucionista y la defensa de las libertades públicas.

Postulados teóricos

Spencer concibió la evolución como un proceso de desarrollo que va desde estructuras simples, básicas e indeterminadas a estructuras complejas y determinadas. Esta ley general de la evolución no fue aplicada únicamente a la biología, sino que fue aplicada también a la psicología, la sociología, la filosofía moral y la política. En otras palabras, planteaba que que la naturaleza humana estaba en constante estado de evolución y que el Estado debía intervenir lo menos posible en tal proceso.

De igual manera, precisó que se debían garantizar al máximo las libertades para que la evolución hiciera su trabajo sin restricciones. Como resultado, todo este proceso derivaría en un estado de felicidad producto de la adaptación adecuada del hombre en el entorno. A pesar de sus planteamientos, hoy en día sus teorías no cuentan con un gran respaldo científico.

Wilhelm Wundt

Wilhelm Wundt - Psicología Social - NeuroClass

La diferenciación de la psicología como una ciencia independiente de otras como la sociología o la filosofía se produce, en gran parte, por este autor.

Nos situamos en el siglo XIX. Wundt definió la psicología como la ciencia de la mente que no puede basarse, únicamente, en la experimentación como fuente válida para estudiar los procesos mentales desde una base científica.

Esto es así dado que, anteriormente, la biología, medicina y fisiología eran las fuentes de referencia sobre procesos mentales como la percepción. No obstante, Wundt cuestionó dichas visiones para proponer una mirada más integral profundizando en el estudio de la mente, la memoria y el pensamiento.

Postulados teóricos

Propuso el término Völkerpsychologie, considerado como el estudio de los procesos mentales superiores. De hecho, hay quienes indican que este sería el término que precede a la psicología social. Asimismo, dicho término sería acuñado para el entorno y su influencia en el individuo y cómo el estado mental de un individuo se ve influenciado por el entorno en el que se desenvuelve. Algunas ideas que propuso fueron que:

  • Existe una relación estrecha entre la mente y la cultura.
  • La mente individual es resultado del contexto social en el que se desenvuelve la persona.
  • La investigación etnográfica es una alternativa al estudio experimental de laboratorio.

No obstante, pese a sus propuestas innovadoras para la época, los lineamientos del Völkerpsychologie quedaron opacados por el nacimiento de la psicología social y los diversos cuestionamientos que presentaban.

William McDougall

William McDougall - Psicología Social - NeuroClass

Nació en 1872, Inglaterra, fue médico y estudiante de fisiología, psicología y antropología en la Universidad de Cambridge.

Conocido por la teoría de los instintos. Fue director del laboratorio de psicología de la Universidad de Londres y docente de las Universidades de Cambridge y Oxford.

Estuvo muy interesado en las teorías evolucionistas del siglo XIX, basando sus trabajos en la teoría de Lamarck sobre la heredabilidad de las características adquiridas. Su libro titulado An Introduction to Social Psychology (1908), es considerado uno de los primeros títulos sobre psicología social.

En este libro indicaba que mucho del comportamiento social es de naturaleza instintiva, una idea muy aceptada para la época pero muy rechazada por otras corrientes como el conductismo. De hecho, el auge del conductismo en épocas posteriores (sumado a la falta de credibilidad de las teorías de Lamarck) provocaron que los postulados de McDougall quedarán sin fundamentos.

Algo curioso de este autor es que creía en la eugenesia, esto es, sostenía que cada nación debía tener una aristocracia intelectual y que la humanidad mejoraría si los matrimonios se hacían selectivamente y con restricciones a la procreación.

Max Weber

Max Weber

Weber nació en Erfurt, Alemania, en 1864 y estudió leyes. A partir de su doctorado en dicha disciplina decidió enfocarse en sociología y economía.

Por el año 1905, publicó La ética protestante y el espíritu del capitalismo, una de sus obras más reconocidas. En esta, abordaba aquellas circunstancias que hacían que algunas personas, en busca de un nuevo estilo de vida, protestasen en contra del capitalismo moderno.

Dicha mirada fue propuesta en base a un interés religioso, específicamente desde el principio de austeridad, punto de interés del autor. Así pues, tal perspectiva, logró elaborar modelos conceptuales denominado “tipos ideales” en los que, bajo determinadas categorías, planteaba distintas formas de comprender fenómenos sociales.

Sus aportes se enmarcan, sobre todo, en las formas de investigar la sociología. Así lo explicó bajo el planteamiento de que “a diferencia de las ciencias naturales, que explican los fenómenos desde leyes generales, las ciencias histórico-sociales tienen un enfoque en la individualidad” (Garrido y Álvaro, 2007, p 127).

Charles Horton Cooley

Charles Horton Cooley

Nació en 1864, en Ann Arbor, Michigan. A pesar de su carrera en ingeniería, siempre se interesó por la economía y la sociología.

Su trabajo se enfocó, principalmente, en el análisis de los problemas sociales de la época. Asimismo, sus estudios tuvieron por objetivo principal el comprender cómo se desenvuelve el “yo”, teniendo gran influencia de psicólogos como James M. Baldwin y William James.

Además, definió un método autoreflexivo cuyo punto central era el análisis de uno mismo para encontrar si existía una “determinación social del yo”.

Postulados teóricos

Dentro de sus postulados teóricos, sostuvo que la identidad se consolida a partir de la interacción con otras personas y las expectativas mutuas que se instauran en dicha interacción.

Tal es así, que indica que nos comportamos y autorregulamos de acuerdo a lo que suponemos que las otras personas perciben o interpretan de nuestras conductas. En consecuencia, los otros son un punto de referencia para la construcción del propio self.

Además, propuso un concepto básico en dicha teoría de identidad, se trata del looking-glass self. Este término supone que la interacción entre otros es como si se tratara de un espejo y que influye en la imagen que nos formamos de nosotros mismos. En otras palabras, en la construcción de nuestra propia identidad.

Fue así como Horton Cooley es un gran influyente en el movimiento de la psicología social posterior, surgido en Chicago a principios del siglo XX.

Conclusión

La Psicología Social es un ámbito de estudio extenso cuyos aportes han influido notablemente en la comprensión de nuestras conductas. Hemos revisado (muy brevemente) algo de la historia que subyace a esta ciencia y algunos de los principales expositores. También, hemos podido conocer un poco más sobre los objetivos de la Psicología Social. No obstante, nos queda pendiente la revisión de la influencia de movimientos derivados de esta, como por ejemplo la Escuela de Chicago o la Psicología Gestalt. Lo plantearemos para próximas notas. Aún así, queda la certeza del interesante campo de acción de esta rama y el interés por el entorno y su influencia en el individuo.

Referencias Bibliográficas:

  • Baron, R. y Byrne, D. (2005). Psicología Social. (10ma edición). Pearson Prentice Hall.
  • Garrido, A. y Álvaro, J. D. (2007). Psicología Social (2da edición). Mc Graw Hill.
  • Fallas Vargas, F. (2008). Gestalt y aprendizaje / Gestalt and learning. Recuperado 30 de marzo de 2019: www.ingentaconnect.com
  • Páez, D., Fernández, I., Ubillos, S. y Zubieta, E. (2004). Psicología Social, Cultura y Educación. Pearson Prentice Hall.
  • Sánchez-Vidal, A. (2002). Psicología Social Aplicada: Teoría, Método y Práctica. Pearson Prentice Hall.