¿Cuántas veces te encontraste leyendo el horóscopo y sintiéndote plenamente identificado con sus declaraciones? ¿Alguna vez te preguntaste cómo puede el horóscopo deducir tu personalidad? ¿Es el horóscopo realmente certero? A continuación, despejamos estas interrogantes y explicamos brevemente qué supone el efecto Forer, cómo fue su descubrimiento, sus causas y, además, cómo intentar evitarlo.

Efecto Forer: ¿Qué es?

El efecto Forer, también conocido como efecto Barnum y falacia de la validación personal, es un fenómeno psicológico en el cual las personas tienden a aceptar como precisas, certeras y aplicables a su propia vida, descripciones superfluas y generales de su personalidad.

Así, estas descripciones, tales como las del horóscopo, pueden aplicarse a cualquier individuo y no tienen ninguna base científica sólida. Sin embargo, las personas generalmente las consideran como acertadas y personalizadas.

¿Cómo fue su descubrimiento?

Efecto Forer: ¿Por qué aciertan los horóscopos?

El efecto fue descubierto en el año 1948, gracias al psicólogo estadounidense Bertram Forer, quien desarrolló un experimento que marcó un antes y un después en torno al estudio de la percepción y el juicio humano.

La investigación consistió en brindarle a un grupo de 39 estudiantes un cuestionario de personalidad con el objetivo de entregarle a cada cual una descripción (supuestamente personalizada) con los resultados obtenidos.

Estos resultados, lejos de ser personalizados, eran en realidad descripciones genéricas, ambiguas y vagas que podrían ser aplicadas a cualquier individuo. De hecho, el psicólogo, para formular tales resultados en su experimento, se basó ni mas ni menos que en una descripción realizada en una columna de astrología.

Los resultados escritos por Forer (1949) contenían oraciones tales como:

Tienes la necesidad de que otras personas te aprecien y admiren; sin embargo eres crítico/a contigo mismo/a. Tienes una considerable capacidad que no has aprovechado del todo. Tiendes a ser disciplinado/a y controlado/a por fuera pero preocupado/a e inseguro/a por dentro. A veces, tienes serias dudas sobre si has obrado bien o tomado las decisiones correctas. A veces, eres extrovertido/a, afable, y sociable, mientras que otras veces eres introvertido/a, precavido/a y reservado/a.

El experto, mediante su experimento, decidió presentar estas descripciones genéricas a todos sus estudiantes (procurando que ninguno lo notara) y, para su sorpresa, al recibirlas, la gran mayoría consideró que tenía una descripción individual y acertada sobre su personalidad

Podemos reflexionar entonces, entre otras cosas, que esto sucedió porque los estudiantes al recibir dichas descripciones depositaron su propio significado y subjetividad en ellas. Es por esto que, a pesar de su ambigüedad e inexactitud, las mismas fueron aceptadas y recibidas como personalizadas. Algo similar sucede cuando, por ejemplo, leemos el horóscopo diario.

¿Cuáles son las principales causas del efecto Forer?

  • Ambigüedad y vaguedad: Las descripciones utilizadas en el experimento del Efecto Forer son ampliamente ambiguas y vagas. Estas afirmaciones generales pueden ser interpretadas de diversas maneras, lo que habilita que se le asignen significados personales y se encuentren coincidencias en ellas con las propias experiencias y características.
  • Necesidad de aprobación y aceptación: Los seres humanos tienen una tendencia natural a buscar la aprobación de los demás y querer sentirse validados y aceptados. Es por esto que, cuando se presenta una descripción que aparentemente ofrece una visión positiva de uno mismo, es probable que se incline a aceptarla como precisa y verdadera.
  • Deseo de encontrar sentido y coherencia: Continuamente se siente una fuerte necesidad de encontrar sentido y coherencia en la vida e identidad. Por esta razón, cuando se presenta una descripción general que sugiere que se nos entiende y conoce en un nivel profundo, es probable que naturalmente se acepte y considere verdadera. Esto sucede, entre otras cosas, porque cumple con la necesidad de validar la identidad.
  • Sesgo de confirmación: Existe un sesgo cognitivo conocido como sesgo de confirmación que lleva a buscar y valorar más la información que confirma las creencias y expectativas previas. En el caso del efecto Forer, se tiende a seleccionar y recordar las partes de la descripción que se ajustan más a la percepción de uno mismo, ignorando, olvidando o minimizando aquellas que no coinciden con el autoconcepto.
  • Procesamiento subjetivo de la información: Habitualmente se interpreta la información de manera subjetiva y se tiende a darle un significado personal. Así, cuando se presenta una descripción general, se tiene la posibilidad de llenar vacíos y hacer conexiones para que se ajuste a la experiencia y personalidad.

Efecto Forer: ¿Cómo evitarlo?

Evitar caer en el efecto Forer puede ser un gran desafío, ya que está relacionado con procesos cognitivos y sesgos humanos comunes. Sin embargo, existen algunas estrategias que podrían ayudar a tener una mayor consciencia del efecto y crítica al evaluar descripciones que circulan en Internet, como lo son las del horóscopo.

La información como protector

En primer lugar, es importante poder familiarizarse con el efecto Forer y su explicación psicológica. El comprender que ciertas descripciones generales pueden aplicarse a muchas personas y no son específicas de uno mismo, puede ayudar a tener mayor cautela al momento de interpretarlas. De esta forma, es esencial no tomar una descripción sobre la personalidad como una verdad absoluta sin antes buscar evidencia o información precisa sobre su veracidad.

En el caso del horóscopo, es de vital importancia poder reflexionar sobre las diversas descripciones que nos brinda. De esta forma, podemos visualizar si estas afirmaciones se ajustan realmente a nuestra personalidad y características o no.

Para evitar el efecto Forer es necesario poder considerar la objetividad y el contexto de cualquier afirmación. Así, estaríamos evaluando su fuente y examinando si está influenciada por sesgos u otros aspectos.

Por último, es muy útil poder buscar múltiples perspectivas. Al obtener opiniones y evaluaciones de diversas fuentes y profesionales estamos habilitados a comparar y contrastar diferentes puntos de vista que podrían ayudarnos a evitar caer en la idea de que una descripción general es en realidad personal.

La importancia de ser críticos con la información

Ballová Mikušková y Čavojová (2020) sostienen que la creencia en la astrología sigue siendo fuerte hoy en día. Esto, entre otras cosas, podría deberse al efecto Forer. Por ello, es muy importante que se pueda tomar consciencia de este fenómeno para así poder reflexionar acerca de los diferentes enunciados que se pueden leer diariamente en diferentes ámbitos y evitar la credulidad.

Y es que, a pesar de su importancia social, el tema de la credulidad no ha sido muy investigado en psicología. La credulidad es la aceptación de afirmaciones sobre hechos y experiencias humanas, sin exigencia crítica. En la misma línea, se plantea que la misma se manifiesta en la experiencia cotidiana, religiosa, política, familiar, social y cultural (Bunchaft y Krüger, 2010).

Esta tendencia a creer ciertas cosas con facilidad, perjudica a las personas en todos sus campos. Es por esto que, es importante poder apuntar a realizar análisis críticos acerca de todo lo que se oye, ve y lee, tanto en redes sociales como relaciones personales.

Conclusión

En conclusión, el efecto Forer hace evidente la importancia de aprender a mantener un pensamiento crítico y objetivo al momento de interpretar descripciones y evaluaciones que, de forma ilusoria, parecen ser sobre nuestra personalidad.

En el caso del horóscopo, muchas veces se realizan descripciones generales que pueden ser aplicadas tanto a uno mismo como a infinitas personas más, sin que se sea plenamente consciente de ello. Ahora, la complejidad y subjetividad de cada individuo no puede reducirse a frases ambiguas y vagas.

Referencias bibliográficas

  • Ballová Mikušková, E. y Čavojová, V. (2020). The Effect of Analytic Cognitive Style on Credulity. Frontiers in psychology, 11(1), 584-424. https://doi.org/10.3389/fpsyg.2020.584424
  •  Bunchaft, G. y Krüger, H. (2010). La credulidad y el efecto Barnum o Forer. Temas de Psicología, 18(2), 469-479. http://pepsic.bvsalud.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1413-389X2010000200020&lng=pt&tlng=pt
  • Forer, B. R. (1949). The fallacy of personal validation; a classroom demonstration of gullibility. Journal of abnormal psychology, 44(1), 118-123. https://doi.org/10.1037/h0059240