En el vasto panorama de la psicoterapia, la terapia de aceptación y compromiso (Acceptance and Commitment Therapy, ACT, en inglés) ha emergido como un enfoque clínico que va más allá de la mera reducción del sufrimiento. En su fuero interno, la ACT busca promover la aceptación de experiencias dolorosas y, al mismo tiempo, motivar a las personas hacia la acción valiosa y significativa en sus vidas. Esta nota se adentrará en los principios fundamentales de la terapia de aceptación y compromiso, sus aplicaciones clínicas, y la creciente atención que ha generado dentro del ámbito de la psicoterapia contemporánea.

¿En qué consiste la terapia de aceptación y compromiso (ACT)?

La ACT es una forma de terapia cognitiva de tercera generación que se basa en la aceptación de las experiencias internas, como emociones y pensamientos, en lugar de evitarlos o controlarlos. Su objetivo es promover la adaptabilidad psicológica y el bienestar emocional a través del compromiso con valores personales.

Este enfoque fomenta la toma de conciencia de las propias experiencias y la disposición a actuar de acuerdo con lo que uno valora en la vida, incluso en presencia de dificultades. Para ello, se emplean técnicas como la defusión cognitiva, atención plena y clarificación de valores para ayudar a superar la rigidez cognitiva y emocional, reduciendo el sufrimiento y mejorando la calidad de vida (Öst, 2014).

Tres teorías fundacionales de la ACT

ACT

El marco teórico de la ACT se basa en una serie de conceptos y teorías psicológicas que la han influenciado y forman la base de su enfoque. Las tres teorías pilares más importantes del marco teórico de dicho enfoque son:

Teoría del marco relacional

Centrada en cómo las personas organizan y dan significado a su experiencia a través del lenguaje y las relaciones entre conceptos. En la ACT, se utiliza para comprender cómo los individuos se relacionan con sus propios pensamientos y emociones. Y es que, en numerosas ocasiones, se reconoce que estas relaciones pueden ser problemáticas y contribuir al sufrimiento emocional.

Por tanto, la ACT trabaja para ayudar a modificar tales relaciones disfuncionales para que, de esta forma, se fomente el desarrollo de una relación más saludable y flexible con las experiencias internas. Lo que, a su vez, promoverá mayor bienestar emocional y una vida más coherente con los valores personales.

Psicología contextual

La psicología contextual se basa en la comprensión de que el comportamiento humano está profundamente influenciado por el contexto en el que ocurre. De este modo, se pretende identificar los determinantes y consecuencias de las conductas y pensamientos. Para lograr tal objetivo, en el contexto de la ACT se alienta a los consultantes a comprometerse con acciones valiosas, en lugar de evitar situaciones incómodas.

Por ejemplo, si alguien valora profundamente la conexión con su familia, una acción beneficiosa podría ser pasar tiempo de calidad con sus seres queridos, a pesar de la incomodidad emocional que pueda experimentar en ciertas situaciones familiares. Si otra persona valora la salud, podría enfocarse ser adoptar un estilo de vida más saludable, incluso si inicialmente se siente incómodo o desafiante a cambiar hábitos poco saludables.

Teoría de la evitación experiencial

mindfulness

Basada en la idea de que las personas, a menudo, intentan evitar o suprimir emociones, pensamientos o sensaciones internas incómodas para reducir el malestar emocional. Sin embargo, dicha evitación puede llevar a un aumento del sufrimiento psicológico a largo plazo.

Por ende, la ACT busca ayudar en el desarrollo de una relación más saludable con los pensamientos y emociones. Para ello, se intenta fomentar la flexibilidad cognitiva y el compromiso con valores personales, en lugar de centrarse únicamente en la eliminación de síntomas. Así, en este sentido, la ACT aborda la evitación experiencial como un obstáculo para el bienestar emocional y la adaptación.

Mindfulness y ACT

En su esencia, el mindfulness es una forma de prestar atención consciente y deliberada a la experiencia presente, ya sea en la vida cotidiana o durante ejercicios específicos. Implica observar activamente tus pensamientos, emociones, sensaciones físicas y el entorno sin juzgarlos ni reaccionar impulsivamente.

Aceptar el aquí y ahora

En el contexto de ACT, el mindfulness se utiliza como una herramienta esencial para ayudar a desarrollar la capacidad de estar plenamente presentes en el aquí y ahora. Lo que implica una atención consciente y sin juicios hacia los pensamientos, emociones y sensaciones físicas.

Es decir, en lugar de tratar de cambiar o evitar pensamientos y emociones, el mindfulness promueve la defusión cognitiva u observación desapegada. Esto significa que las personas aprenden a mirar sus pensamientos y emociones como si fueran observadores imparciales, en lugar de identificarse completamente con ellos. Al hacerlo, se crea un espacio entre la persona y sus experiencias internas. Espacio que les permite ver sus pensamientos y emociones desde una perspectiva más objetiva y distante (Strosahl y Robinson, 2017).

Algunas aplicaciones clínicas de la ACT

adicciónes
  1. Trastornos de ansiedad: La ACT puede ayudar a las personas a lidiar con la ansiedad al enseñarlas a aceptar sus pensamientos y emociones en lugar de luchar contra ellas. Y es que, al adoptar esta mentalidad, los consultantes pueden tomar medidas para enfrentar sus miedos y preocupaciones. Pues ya no están atrapados en la lucha constante contra sus propias emociones.
  2. Adicciones: En el tratamiento de adicciones, este enfoque de terapia puede ser efectivo de cara a enfrentar los desencadenantes emocionales que contribuyen al comportamiento adictivo y al compromiso con los futuros cambios en la vida. La persona, una vez que identifica sus valores personales y se compromete con un cambio significativo, puede superar las barreras emocionales que mantienen su adicción.
  3. Dolor crónico: La terapia se centra en el objetivo de enseñar al paciente a que aprenda a aceptar el dolor, en lugar de resistirlo y luchar contra él. Pues cuando el consultante se focaliza en los valores personales y toma medidas en línea con ellos, puede mejorar su calidad de vida y encontrar formas de vivir mejor aún a pesar del dolor (Hughes et al., 2017).
  4. Enfermedades terminales: Finalmente, ayuda a aceptar la realidad del diagnóstico y las emociones que surgen de él. De esta forma, las personas con enfermedades terminales pueden tomar decisiones sobre cómo desean vivir sus últimos días. Además, pueden tomar medidas para asegurarse de que esas decisiones se lleven a cabo. Incluyéndose estrategias para mejorar la calidad de vida, profundizar las relaciones con seres queridos y experimentar un sentido de cierre, por ejemplo.

Conclusión

La terapia de aceptación y compromiso (ACT) es una potente herramienta que permite aprender a abrazar los pensamientos y emociones sin juzgar, a la vez que impulsa a comprometerse en acciones que reflejen los valores personales. Esta terapia trasciende el sufrimiento al ayudar a las personas a vivir plenamente en el presente y a forjar una vida significativa.

Además, ha demostrado ser eficaz en múltiples áreas clínicas, desde el manejo de la ansiedad hasta el tratamiento del dolor crónico, el abordaje de las adicciones y el apoyo a personas con enfermedades terminales. En última instancia, es un enfoque que representa una valiosa opción para quienes buscan terapias basadas en evidencia respaldadas por resultados clínicos sólidos.

Referencias bibliográficas

  • Hughes, L. S., Clark, J., Colclough, J. A., Dale, E. y McMillan, D. (2017). Acceptance and Commitment Therapy (ACT) for Chronic Pain: A Systematic Review and Meta-Analyses. The Clinical journal of pain33(6), 552-568. https://doi.org/10.1097/AJP.0000000000000425
  • Ost L. G. (2014). The efficacy of Acceptance and Commitment Therapy: an updated systematic review and meta-analysis. Behaviour research and therapy61, 105-121. https://doi.org/10.1016/j.brat.2014.07.018
  • Strosahl, K. D. y Robinson, P. J. (2017)The mindfulness and acceptance workbook for depression: Using acceptance and commitment therapy to move through depression and create a life worth living. New Harbinger Publications.