Jugar en el exterior es todo menos una pérdida de tiempo. El papel de la naturaleza en el desarrollo infantil es crucial gracias a los beneficios que conlleva. Y es que, la capacidad innata de los niños para relacionarse con la naturaleza es tan positiva…