En los deportes de alto rendimiento es habitual que los deportistas se sobreentrenen a consecuencia del elevado grado de exigencias deportivas que perciben para alcanzar los objetivos competitivos. Este sobreentrenamiento genera sensaciones desagradables en los practicantes, que lejos de potenicar el desempeño lo disminuye. Veamos…