En la década de 1930, Lauretta Bender creó el test gestáltico visomotor que luego adoptaría su apellido. Diseñado para medir las capacidades visoespaciales y perceptuales a partir del marco teórico de la Gestalt, el test de Bender ha sido utilizado especialmente para niños en la clínica psicológica y psiquiátrica. Sin embargo, desde su momento fundacional, se han desarrollado nuevas herramientas psicométricas que han comenzado a dejar en desuso las técnicas más tradicionales. No obstante, algunos profesionales continúan realizando diagnósticos a partir de él. ¿De qué trata el test de Bender? ¿Resulta una herramienta útil?

La psicometría en psicología

La psicometría es una rama de la psicología que se dedica a la medición de variables psicológicas, como habilidades, conocimientos, rasgos de personalidad y actitudes, con el objetivo de obtener datos cuantitativos que permitan evaluar y comprender mejor el comportamiento humano. Esta se basa en principios estadísticos y matemáticos para desarrollar y aplicar pruebas y escalas de medición.

gestalt

Así, las pruebas psicométricas son herramientas diseñadas para medir de manera objetiva características psicológicas específicas en las personas. Dichas pruebas pueden abarcar una amplia gama de áreas, como inteligencia, aptitudes, personalidad, habilidades cognitivas y emocionales, entre otras.

La psicometría, por otro lado, se utiliza en diversas áreas, incluyendo la educación, la psicología clínica, la selección de personal y la investigación psicológica (Shrout y Lane, 2012).

¿Cuáles son las pruebas psicométricas?

Ejemplos de estas incluyen el test de Bender, que indaga múltiples aspectos de la persona basado en habilidades visoespaciales y motoras, el cuestionario multifásico de personalidad de Minnesota (Minnesota Multiphasic Personality Inventory, MMPI, en inglés) para evaluar la personalidad, pruebas de aptitud académica como el test de de aptitud académica (Scholastic Aptitude Test, SAT, en inglés) y la escala Wechsler de inteligencia para adultos (Wechsler Adult Intelligence Scale, WAIS en inglés) para medir la inteligencia. Asimismo, resulta importante destacar que estos tests deben ser aplicadas por técnicos capacitados en el área, ya que tienen resultados tangibles en ámbitos educativos y clínicos (Shrout y Lane, 2012). Si te interesa aprender a aplicar y analizar, por ejemplo, la escala Wechsler de inteligencia para adultos batería, te invitamos a nuestro curso de actualización en WAIS IV

El test de Bender: Orígenes y usos

La prueba de Bender-Gestalt es una prueba psicométrica que evolucionó a partir de los primeros estudios de Max Wertheimer en 1923 sobre la teoría Gestalt de la percepción. Wertheimer examinó los principios de organización perceptual como la similitud, la proximidad y la buena continuidad utilizando una variedad de diseños geométricos.

Así, presentó estos diseños a un grupo de personas y les pidió que los describieran. Posteriormente, Bender, interesada en las experiencias gestálticas de los pacientes psiquiátricos, adaptó nueve de los diseños de Wertheimer, los colocó en tarjetas y pidió a los distintos sujetos que los dibujaran para comenzar a idear un test psicométrico.

Áreas de interés

En relación a lo anterior, también le adjudicó un sistema de puntuación detallado que evaluaba la calidad general de la reproducción de cada diseño. A partir de ahí, estableció múltiples funciones que se desprenderían de dicha tarea. De esta forma, utilizó la herramienta para evaluar constructos como la inteligencia, como una técnica de detección de disfunción neuropsicológica, además de una herramienta clínica para evaluar la destreza visual-motora, y una técnica proyectiva estándar en la evaluación de la personalidad (Brannigan, 2010).

test de bender

Pero… ¿Cómo se interpreta?

La interpretación de los resultados del test de Bender se basa en una serie de criterios, entre ellos la precisión de las reproducciones, la presencia de distorsiones, omisiones y otras características específicas en los dibujos. Los resultados se comparan con normas establecidas y se utilizan como una herramienta complementaria en la evaluación psicológica.

Sin embargo, esto fue criticado ya que el sistema de puntuación de Bender no generó mucha investigación por sí mismo. Por el contrario, estimuló a otros a desarrollar formas creativas de administrar y puntuar la prueba para evaluar la función visual-motora, psicopatología y disfunción cerebral orgánica en niños y adultos.

Así, a lo largo de los años, han surgido numerosas variaciones en la administración (por ejemplo, un procedimiento de interferencia de fondo en el cual los diseños se dibujan en un papel que contiene líneas aleatorias) y en la puntuación (es decir, sistemas tanto holísticos como basados en errores). Esto representa una grave problemática, ya que, al no existir una forma estándar verificable y contrastable, en muchas ocasiones puede quedar a criterio de cada evaluador el determinar claves sumamente complejas como la inteligencia o disfunción cerebral (Noronha et al., 2020).

Un test originado en la corriente de la Gestalt

La psicología de la Gestalt es una corriente dentro del vasto campo de la psicología que se desarrolló en Alemania a principios del siglo XX. Su enfoque central es el estudio de la percepción y cómo las personas organizan y dan sentido a las experiencias. En relación a ello, la palabra Gestalt proviene del alemán y se traduce aproximadamente como forma o configuración, lo que refleja la idea fundamental de que las experiencias se perciben como un todo organizado, en lugar de una simple suma de partes individuales.

Los principios de la Gestalt para Bender

Los psicólogos de la Gestalt, como Max Wertheimer, Wolfgang Köhler y Kurt Koffka, argumentaron que la mente humana tiene una tendencia natural a organizar estímulos sensoriales en patrones significativos y coherentes. Esta organización perceptual se rige por una serie de principios clave que son evaluados en el test gestáltico de Bender, incluyendo:

  • La ley de la proximidad: Los elementos que están cerca uno del otro se perciben como parte de un grupo o patrón.
  • La ley de la similitud: Aquellos símbolos similares se agrupan y perciben como una unidad.
  • La ley de la continuidad: La mente tiende a percibir líneas y patrones continuos en lugar de interrupciones.
  • La ley de la figura y el fondo: Tendemos a separar automáticamente un objeto o figura del fondo en el que se encuentra.
  • La ley de la pregnancia (o simplicidad): Se tiende a organizar elementos de la manera más simple y significativa posible.

En base a dichos principios clave, la Gestalt ha desarrollado diversos dispositivos de inserción. De esta forma, además de los test psicométricos, la misma también se inserta en el universo de las psicoterapias, desde un enfoque que prioriza el aquí y ahora bajo una perspectiva holística de las vivencias personales (Wagemans et al., 2012).

Conclusión

El derecho a conocer el enfoque de un profesional de la salud mental es esencial para tomar decisiones informadas sobre nuestra propia salud. Así, resulta crucial ser conscientes de los métodos controvertidos y discutidos en el ámbito de la psicología y psiquiatría como el test de Bender. Y es que, mientras algunos profesionales siguen métodos estandarizados respaldados por investigaciones, otros pueden ofrecer enfoques menos probados.

Por lo tanto, las personas deben tener acceso a información transparente y comprensible sobre las opciones propuestas. Esto promueve la autonomía y la capacidad de elegir el abordaje más adecuado, fomentando una atención de salud mental más responsable y efectiva.

Referencias bibliográficas

  • Brannigan, G. G. (2010). Bender Visual‐Motor Gestalt Test. The Corsini Encyclopedia of Psychology, 1-2. https://doi.org/10.1002/9780470479216.corpsy0124
  • Noronha, A. P. P., Santos, A. A. A. D., Rueda, F. J. M., Otoni, F., Ferraz, A. S., Costa, A. R. L., Zuanazzi, A. C. y Jesuíno, A. D. S. A. (2020). Correction Systems of the Bender Visual-Motor Gestalt Test: A Systematic Mapping of the Literature. Liberabit26(2), e392. https://doi.org/10.24265/liberabit.2020.v26n2.07
  • Shrout, P. E. y Lane, S. P. (2012). Psychometrics. En M. R. Mehl y T. S. Conner (Eds.), Handbook of research methods for studying daily life (pp. 302-320). The Guilford Press.
  • Wagemans, J., Elder, J. H., Kubovy, M., Palmer, S., Peterson, M. A., Singh, M. y Von Der Heydt, R. (2012). A Century of Gestalt Psychology in Visual Perception: i. Perceptual grouping and figure–ground Organization. Psychological Bulletin138(6), 1172-1217. https://doi.org/10.1037/a0029333