El cáncer de mama es el tipo de cáncer más frecuente entre las mujeres, además de representar la primera causa de muerte por tumores entre ellas. Se estima que 1 de cada 8 mujeres padecerá un cáncer de mama a lo largo de su vida, y menos del 1 % de todos los casos de cáncer de mama se producen en hombres. Ya en el 2018, se diagnosticaron casi 33.000 nuevos casos. Y, demás, se calcula que para este 2021 se llegue casi a los 33.500, siendo la primera causa de muerte por cáncer en la mujer. Pero no todo son malas cifras, la supervivencia a 5 años es superior al 90%. Veamos algunos factores de riesgo principales y recomendaciones para su prevención.

¿Cuáles son los principales?

A pesar de los factores no modificables, se estima que 1 de cada 3 muertes por cáncer, según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), se deben a factores de riesgo evitables y relacionados con hábitos y estilos de vida poco saludables.

En relación con lo comentado, un aspecto a destacar es la alimentación, donde se reporta una baja ingesta de frutas, verduras, hortalizas y legumbres. Sustituyéndose por refinados, bollería, comida procesada o bebidas azucaradas, entre otros. 

Fotos de stock gratuitas de alcohol, beber, bebida

Esto anterior, puede dar paso a problemas alimentarios como la obesidad. Sobre todo en las mujeres que ya no tienen la menstruación.

De este modo, aquellas mujeres que tienen obesidad en el periodo de la postmenopausia tienen más grasa abdominal, lo que se traduce en una mayor cantidad de estrógenos circulando por la sangre.

Por otro lado, cabe mencionar como factor de riesgo el alcohol. Especialmente, en quienes consumen 2-5 bebidas alcohólicas al día, por el efecto que tiene en los niveles de estrógenos. 

Además, el riesgo se duplica si existe un consumo moderado durante la adolescencia.

Sumado a lo expuesto, la vida sedentaria constituiría otros de los aspectos implicados. Según el estudio EPIgeicam sobre estilo de vida y riesgo de cáncer de mama, las mujeres españolas con vida sedentaria tienen un 71% más de riesgo de padecer esta enfermedad.

¿El riesgo por historia familiar es lo más determinante en el cáncer de mama?

Aunque la percepción del riesgo personal de padecer cáncer de mama por la población suele estar bastante infravalorada, el hecho de tener antecedentes familiares de este tipo de cáncer aumenta el riesgo personal.

Ahora, muchas veces la aparición de varios cánceres en la familia supone que haya una agregación familiar que puede ser debida a la exposición de factores ambientales compartidos o estilos de vida similares.

qué es el cancer de mama

Y es que, el hecho de tener historia familiar de cáncer de mama es un factor de riesgo importante, pero el que exista esta historia familiar no implica que haya mutación.

A parte del riesgo por antecedentes familiares, hay algunos factores de riesgo que tampoco son modificables como la edad, sexo, raza, número de hijos, edad con la que se tuvo el primero, edad de la primera regla, menopausia, tener hiperplasia atípica en la mama (una enfermedad de por sí benigna) y la densidad mamaria, por ejemplo. 

Para determinar todo esto es importante consultar a personal asistencial para que puedan hacer una derivación a las Unidades de Consejo Genético o a las Unidades de Cáncer Familiar, donde estimarán el riesgo de padecer cáncer o que exista una mutación. 

Recomendaciones

Entre las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para los adultos entre 18 y 6, se recalca la necesidad de realizar ejercicio físico moderado entre 150 y 300 minutos a la semana o ejercicio físico intenso entre 75 y 150 minutos/semana.

Además, también se aconseja añadir actividades dirigidas al fortalecimiento muscular, implicando todos los grupos de músculos del cuerpo, durante mínimo 2 días a la semana. Y, por ende, limitar el tiempo de las actividades sedentarias.

Se entiende como ejercicio moderado aquel en el que aumenta la frecuencia de  los latidos del corazón y la respiración es algo más agitada de lo habitual. Por otro lado, el ejercicio más intenso, es aquel en el que aumenta tanto la frecuencia cardíaca como la respiratoria.

Estrategias de prevención en el cáncer de mama

Actualmente, no hay ninguna técnica o proceso que evite la aparición del cáncer de mama, pero sí hay estrategias para la prevención y el diagnóstico precoz.

Hombre Sin Camisa Irreconocible De Cultivo Sentado En El Suelo Con Las Piernas Cruzadas

Para ello es importante:

  1. Mantener un peso saludable, sobre todo en la menopausia.
  2. Seguir una dieta sana y equilibrada.
  3. Evitar o reducir al máximo el consumo de alcohol.
  4. La lactancia materna prolongada.
  5. Participar en los programas de cribado poblacional. En España, por ejemplo, son mamografías cada 2 años entre los 50-69 años. Esto variará en algunos sitios.
  6. Autoexploración mamaria una vez al mes. Si la mujer tiene la regla, realizarla entre el día 7-10 del ciclo (el primer día de la regla corresponde al primer día del ciclo menstrual).
  7. Si hay antecedentes familiares de cáncer de mama, pedir derivación a las unidades especialistas en cáncer familiar para que puedan valorar el riesgo personal y hacer los controles en función de ello.

Conclusión

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en la mujer. Se estima que 1 de cada 8 mujeres lo padecerán, pero a pesar de que la incidencia va en aumento, cada vez la supervivencia es más elevada.

Asimismo, tal y como se ha mencionado, aunque hay factores de riesgo que no podemos modificar (como la edad, sexo o antecedentes familiares, entre otros), hay una parte muy considerable de factores que dependen de los hábitos y estilos de vida que se adopten.

Para ello, es imprescindible una dieta sana, equilibrada, evitar el alcohol y la vida sedentaria, hacer ejercicio físico de manera regular, participar en los programas de detección precoz y realizar de manera mensual la autoexploración mamaria.

Para finalizar es importante remarcar, que ante la detección de cualquier anomalía en la mama, hay que consultar con un profesional.

Referencias bibliográficas

  • Bazar, N. O., Hernández, C. B. y Bazar, V. L. (2020). Factores de riesgo asociados al cáncer de mama. Revista Cubana Médica General Integral, 36(2), 13. https://www.medigraphic.com/cgi-bin/new/resumen.cgi?IDARTICULO=101607
  • Directrices de la OMS sobre actividad física y hábitos sedentarios: de un vistazo [WHO guidelines on physical activity and sedentary behaviour: at a glance]. Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 2020. https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/337004/9789240014817-spa.pdf
  • Geicam y la prevención del cáncer de mama. Estudio Epigeicam. www.geicam.org
  • Asociación Española contra el cáncer. Diagnóstico precoz del cáncer de mama. https://www.contraelcancer.es/es/todo-sobre-cancer/tipos-cancer/cancer-mama/prevencion/mamografias  
  • Sociedad Española de Oncología Médica. Documento de consenso sobre el cáncer de mama hereditario. https://www.seom.org/seomcms/images/stories/recursos/sociosyprofs/documentacion/manuales/canHer/mama.pdf
  • Tena Guerrero, J. M., Pérez Caballero, F. L. y Buitrago, F. (2016). Niveles de ansiedad en mujeres en el preoperatorio inmediato de cirugía programada de mama. Medicina Clínica147(2), 89-90. https://doi.org/10.1016/j.medcli.2016.02.013