¿Ayudarías a otra persona en una calle abarrotada de gente? El efecto espectador, también conocido como “difusión de la responsabilidad”, es el fenómeno que se produce ante una situación de emergencia en la que los espectadores no prestan ayuda creyendo que otros lo harán. Los primeros en investigarlo fueron los psicólogos sociales John Darley y Bibb Latané, en 1968. Indaguemos un poco más para saber cómo y por qué ocurre este curioso efecto. 

El caso de Kitty Genovese

Su nombre completo era Catherine Susan Genovese, conocida como “Kitty Genovese. En el año 1964, durante la madrugada del viernes 13 de marzo, Kitty volvía a su casa en el barrio Queens después de su jornada de trabajo.

Bajó del coche y de camino a su portal, pudo ver cómo un hombre sospechoso se acercaba a ella, por lo que se dirigió a una cabina telefónica que había a unos pocos metros.

Personas Sentadas En Sillas Para Pandillas

Sin embargo, Kitty no llegó a la cabina y el hombre la atacó. La joven gritaba tan fuerte que las casas de los vecinos comenzaron a iluminarse.

El individuo la acuchilló hasta que vio que las luces del bloque se encendían, se asustó y abandonó el cuerpo de Kitty, pero al ver que las luces se apagaban de nuevo, volvió para seguir apuñalándola.

El asesinato se produjo en tres actos durante 35 minutos en los que los gritos de socorro no fueron suficientes para que las 38 personas que observaban llamasen a la policía o interviniesen de alguna forma.

La investigación posterior por parte de las autoridades indicó que una parte de los testigos ignoraban que se tratase de una agresión, pues creyeron que era una pelea de pareja o el barullo de unos amigos que salían de algún bar.

La sociedad reacciona ante el hecho

Finalmente, el autor del crimen fue detenido y condenado a cadena perpetua. Los medios de comunicación se hicieron eco de la noticia, refiriéndose a un cambio en la sociedad, que cada vez es más insensible a los problemas ajenos.

Este suceso, se ha convertido en una especie de parábola moderna contraria a la conocida del “buen samaritano”, pues mientras en esta se valora a quien ayuda mientras los demás no lo hacen, el referido caso presenta lo contrario, cómo la voluntad de un testigo puede verse influida por el resto e inhibir su conducta (Manning, Levine y Collins, 2007).

A pesar de que hay datos de lo ocurrido que no son exactamente como se reportaron o no hay evidencia, según investigaciones, este caso sigue ocupando libros de texto de psicología social.

El brutal asesinato conmocionó a la ciudad de Nueva York y dio paso al experimento de Darley y Latané, donde se formuló la esperada pregunta: ¿Qué hace que las personas no ayuden a otra en situaciones de emergencia?

Las investigaciones de Darley y Latané sobre el efecto espectador y la difusión de responsabilidad

Bibb Latané, de la Universidad de Columbia, y John Darley, de la Universidad de Nueva York, llevaron a cabo investigaciones que comenzaron años después de lo ocurrido en Nueva York con Kitty Genovese. Mediante la realización de estudios que analizaban el nivel de intervención de los espectadores cuando se trataba de ayudar a una persona en peligro.

Si nos preguntasen si creemos que una persona recibirá más ayuda cuando hay mucha gente o cuando solo hay una persona, ¿qué contestaríamos? Probablemente nuestro sentido común nos llevaría a contestar que será más probable la ayuda cuando hay mucha gente. Pues Darley y Latané formularon la hipótesis contraria.

Efecto del número de espectadores en la conducta de ayuda

En su experimento, se convocó a varios estudiantes para participar en una discusión sobre los problemas de la vida estudiantil en una gran ciudad. Se les explicó el procedimiento y se los instaló en una habitación aislada. La discusión se llevaría a cabo con un grupo de estudiantes ficticio alojado en otra habitación y comunicado por un micrófono. El experimento tenía 3 modalidades:

Fotos de stock gratuitas de antiguo, grabadora, mayor
  1. Conversación entre un solo sujeto y otro de la segunda habitación.
  2. Un sujeto en la primera habitación y otros dos en la segunda.
  3. Un sujeto en la primera y cinco en la segunda.

En realidad, solamente el sujeto de la primera habitación era real (siendo el objeto de estudio). El resto de la segunda habitación (uno, dos o cinco sujetos) eran voces grabadas.

Antes de que empezase a hablar nadie, una de las voces decía: “Aunque me daba vergüenza contarlo, a veces sufría ataques epilépticos debido al estrés de la gran ciudad”.

Después hablaban los demás estudiantes y, finalmente, el sujeto de la primera habitación.

Una vez que terminaban todos, la voz que decía sufrir ataques epilépticos volvía a hablar de forma entrecortada, diciendo que se encontraba muy mal e iba a morir de un ataque.

Ante esta situación, se realizaron dos mediciones. En primer lugar, el porcentaje de sujetos que participaba en diferentes experimentos dentro de la primera habitación y que acudían a ayudar (saliendo de la habitación y buscando a la víctima).

En segundo lugar, el tiempo de reacción de aquellos que lo intentaron.

Como resultado, se encontró que en la condición con más participantes, el porcentaje de sujetos que intentó ayudar fue menor y los que lo hicieron tardaron más tiempo en decidirse.                                          

El modelo de decisión y su relación con el efecto espectador y la difusión de responsabilidad

Darley y Latané (1968) concluyeron que la intervención de las personas ante una situación de emergencia es un proceso en el que influyen una serie de factores situacionales que harán que se preste ayuda o no.

Esta idea da lugar al llamado modelo de decisión, que consta de cinco pasos y cada paso desemboca en la posible o no intervención.

Difusión de responsabilidad: Los 5 pasos del modelo de decisión

Personas En La Foto Focal Selectiva De La Acera
  1. La persona tiene que reconocer que algo anómalo está ocurriendo. Muchas veces ocurren cosas alrededor que pasan desapercibidas. Nuestro nivel de estrés o sobrecarga estimular, puede hacer que tengamos que seleccionar información y desechar otra. 
  2. Lo que ocurre ha de percibirlo como una emergencia. Dependerá de la claridad de la situación y de cómo actúen otras personas. Si la situación es ambigua, recurrimos a indicios sociales.
  3. El sujeto debe sentirse responsable de prestar ayuda. La existencia de más observadores puede hacer que ninguno se sienta responsable de actuar ante la situación (por ejemplo, el caso de Kitty Genovese).
  4. La persona debe sentirse capaz de ayudar. Puede que se encuentre con una situación ante la que cree no poder ayudar por no saber cómo hacerlo. Aquí, la percepción que el espectador tenga de sí mismo adquiere una gran importancia.
  5. El sujeto toma la decisión de intervenir o no en función de los costes. En este paso, la persona puede decidir ayudar o no dependiendo de los costes que le supondría hacerlo. Si ayudar le puede traer consecuencias negativas o si quiere evitar la evaluación de los demás. Si, finalmente, los costes no son superiores a los beneficios, podría acabar prestando su ayuda.

Conclusión

El efecto espectador o también llamado difusión de responsabilidad, es un fenómeno que se produce ante situaciones de emergencia en las que se necesita ayuda y hay varios espectadores.

Fue así como, el caso de Kitty Genovese, dio pie a investigaciones sobre este fenómeno. Darley y Latané hicieron importantes aportes con sus investigaciones y crearon el modelo de decisión.

Referencias bibliográficas

  • Acuña, L., García, D. A. G. y Bruner, C. A. (2011). El efecto de la presencia de un número de personas en distintas situaciones sociales. Revista Mexicana de Psicología, 28(1), 5-17. https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=243029630001
  • Darley, J. M. y Latane, B. (1968). Bystander intervention in emergencies: Diffusion of responsibility. Journal of Personality and Social Psychology, 8(4), 377-383. https://doi.org/10.1037/h0025589
  • Hortensius, R. y de Gelder, B. (2018). From Empathy to Apathy: The Bystander Effect Revisited. Current Directions in Psychological Science, 27(4), 249-256. https://doi.org/10.1177/0963721417749653
  • Manning, R., Levine, M. y Collins, A. (2007). The Kitty Genovese murder and the social psychology of helping: The parable of the 38 witnesses. American Psychologist, 62(6), 555-562. https://doi.org/10.1037/0003-066X.62.6.555