La familia es nuestra primera red de apoyo y, en varios casos, la más cercana que tenemos. Qué importante se vuelve que nuestra casa sea un hogar que nos permita desenvolvernos de mejor manera en el mundo. En este artículo, revisaremos el rol de la familia en el desarrollo infantil, como primera red de apoyo y cómo varía en cuanto a estructura familiar, función familiar, etc. Veamos más.

¿Cómo se conforma una familia?

Para hablar de familia es necesario tener en cuenta ciertos conceptos que están relacionados. Veamos a continuación.

Estructura familiar

Familia - playa - NeuroClass

La estructura familiar hace alusión a las relaciones legales y genéticas que existen entre los miembros de una familia que habitan en el mismo hogar. Por consiguiente, incluye la familia nuclear, la familia extensa, las uniones familiares previas de la pareja, entre otras. Es importante comprender que la estructura familiar es dinámica y varía de acuerdo al momento en el que se encuentra la familia y/o su ciclo vital. Dichas estructuras evolucionan y cambian en la medida en la que cambia nuestra sociedad también (Marcos Ortega, 2007).

Función familiar

Por otro lado, cada estructura familiar cuenta con una función familiar. Esta hace referencia a la forma en la que la familia logra responder a las necesidades de cada uno de sus miembros (Berger, 2012). Por supuesto, la función corresponde también está enmarcada por la estructura que la conforma. De acuerdo a Muñoz Silva (2005), dentro de las funciones de la familia encontramos:

Familia - niña y gato - NeuroCLass
  • Permitir el crecimiento sano y asegurar la supervivencia de los niños.
  • Promover un clima de afecto y apoyo emocional para un desarrollo psicológico positivo y saludable.
  • Estimular sus capacidades para que desarrollen sus habilidades y sean competentes a nivel físico y social.
  • Tomar decisiones sobre la educación y socialización del niño, por ejemplo la escuela.

Después de comprender estos dos conceptos, seguro nos podemos dar cuenta que, más allá de la estructura familiar, la función de la familia es mucho más importante en el desarrollo infantil. Es decir, más que los miembros que conforman el grupo familiar, los niños necesitan cuidadores que puedan brindarles apoyo y afecto.

Estructuras familiares diversas

Las estructuras familiares se pueden conformar de acuerdo a diversas variables. Por ejemplo, en función de criterios como el número de miembros (familia nuclear o extensa), el tipo de unión marital (monogámica o poligámica), el tipo de autoridad, el sistema de parentesco, entre otros. Como se había mencionado anteriormente, la estructura familiar es definida por los miembros del grupo. En consecuencia, existen diversas estructuras que se describirán de forma breve y general (Berger, 2012; Marcos Ortega, 2007):

Familia - madre e hijo - NeuroClass
  • Nuclear: Conformada por dos personas que ejercen su función de padres y que viven con sus hijos.
  • Extensa: Familia donde se mantiene el vínculo generacional y está formada por tres o más generaciones del mismo entorno familiar que viven en la misma casa. Por ejemplo, el hogar donde habitan abuelos, padres e hijos.
  • Monoparental: Compuesta por uno de los progenitores y el hijo.
  • Polígama: En determinadas culturas, uno de los progenitores puede tener otras parejas.
  • Reconstituida: Está constituida por dos adultos en donde alguno de ellos tiene un hijo de la relación anterior.
  • Personas sin familia: La persona que vive sola sin su familia, por ejemplo: adulto soltero e independiente, viudo sin hijos, divorciado o separado sin hijos, entre otras.
  • Equivalentes familiares: Estructuras familiares que no entran en ninguna clasificación anterior.

Las estructuras familiares pueden variar de forma dinámica. El autor Marcos Ortega (2007) incluso subdivide dichos grupos en otros para determinar una clasificación más específica.

Familia y desarrollo infantil

Durante los primeros años de vida hasta los años de escolaridad, la familia es el ámbito más influyente en el desarrollo cognitivo, emocional, psicosocial y personal del niño. Es decir, la familia proporciona al niño las muestras de afecto, aceptación o rechazo, valor, éxito o fracaso (Covadonga Ruiz, 1999). En consecuencia, las familias deben esforzarse por proporcionar los elementos necesarios para un desarrollo integral adecuado. 

Familia - padre e hijo - NeuroClass

Dentro de los objetivos que debe alcanzar una familia se encuentran el permitir la socialización del niño y promover el desarrollo de su identidad. Para poder hacerlo posible, debe generar un entorno adecuado como fruto de una crianza que permita el desarrollo diversas habilidades, patrones conductuales y valores que lo dejan desenvolverse positivamente.

Clima familiar

Entendemos al clima familiar como aquellos factores ambientales que contribuyen y configuran el nivel de bienestar emocional que aportan los miembros de la familia (Lautey, 1985). Dada la influencia del entorno en el desarrollo infantil, un clima familiar adecuado puede favorecer las conductas positivas de los niños.

Edad escolar: ¿Qué necesitan los niños por parte de su familia?

Para comenzar, es necesario enfatizar en el hecho de que ninguna familia funciona a la perfección en todo momento. No obstante, es importante comprender que los niños tienen ciertas necesidades que deben ser respondidas adecuadamente para un mejor desarrollo (Berger, 2012):

estimulación- creatividad - NeuroClass
  • Necesidades biológicas: Conforme los niños crecen van, poco a poco, volviéndose más independientes para realizar ciertas actividades (por ejemplo, comer, vestirse, acostarse a dormir, entre otros). No obstante, es la familia la que debe proporcionar refugio, alimentación, vestimenta y todos aquellos elementos que requieren para sentirse tranquilos.
  • Aprendizaje: Apoyar, estimular y promover experiencias de aprendizaje positivas mediante la guía de los padres.
  • Respeto y autocuidado: Guiar a los niños en el proceso de aprendizaje y de consciencia sobre el entorno, sus responsabilidades y derechos.
  • Oportunidades de interacción con otros: Propiciar espacios de socialización con niños de su edad en donde puedan desarrollar interacciones sociales con otros.
  • Armonía y estabilidad: Mediante la instauración de rutinas, el niño podrá sentirse seguro en un espacio que lo cuida y apoya.

Conclusión

¿Cuántas veces hemos escuchado la expresión “familia es familia”? Bueno, si no lo hemos hecho, esta frase intenta recopilar la importancia de la familia y cómo perdura en el tiempo en comparación con otros elementos. Pese a que esta frase tiene mucho sentido, no debemos olvidar que no basta con compartir lazos consanguíneos o legales con alguien, la familia va más allá de esta estructura. Construir un hogar de apoyo, afectuoso, que cuide de nosotros y nos permita crecer sin prejuicios y miedo, que nos dé la libertad de desarrollarnos desde pequeños, construir y descubrir quiénes somos, es clave.

Referencias Bibliográficas:

  • Berger, K. (2012). Psicología del desarrollo: Infancia y adolescencia (9na edición). Editorial Médica Panamericana
  • Covadonga Ruiz, M. (1999). La familia y su implicación en el desarrollo infantil. Revista Complutense de Educación, 10(1), 289-304.
  • Marcos Ortega, B. (2007). Estructura y función familiar. FMC – Formación Médica Continuada En Atención Primaria, 14(5), 37–45. doi:10.1016/s1134-2072(07)74018-5
  • Muñoz Silva, A. (2005). La familia como contexto de desarrollo infantil: dimensiones de análisis relevantes para la intervención educativa y social. Portularia, 5(2), 147-163.
  • Lautey, J. (1985). Clase social, medio familiar e inteligencia. Visor Madrid, España.