¿Te ha pasado alguna vez que te sientes cansado, desmotivado, sin ánimo de trabajar y con una sensación de estrés constante? Si es así, puede que estés padeciendo el síndrome de Burnout, también conocido como síndrome de desgaste profesional. ¿De qué se trata el estrés laboral y cómo se relaciona con este síndrome? Conozcamos más sobre la importancia cuidar nuestra salud mental ante el desgaste emocional en el trabajo.

Estrés laboral

Síndrome de Burnout - NeuroClass - Estrés laboral

Es importante entender primero a qué se refiere el estrés laboral. La OMS lo define como el estrés relacionado con las exigencias y presión a nivel laboral que no se ajustan a los conocimientos y capacidades de la persona.

En consecuencia, esto pone a prueba la capacidad de la persona para enfrentar la situación. Y es que, a pesar de que el estrés puede estar presente en diversas formas, se puede agudizar cuando la persona siente que no recibe apoyo suficiente por parte del entorno. Como resultado, puede sentir que la situación empieza a salirse de control.

¿Qué es y por qué se produce el síndrome de Burnout?

El síndrome de Burnout se define como una manera inadecuada de afrontar el estrés crónico caracterizado por un agotamiento emocional, disminución del desempeño y despersonalización (distanciamiento del trabajo) (Lachiner e Hidalgo, 2015). Este síndrome afecta la calidad de vida, salud mental y rutina de la persona que lo padece, especialmente en la jornada laboral.

13 maneras de combatir el síndrome del 'burnout'

Principalmente, encontramos al estrés como factor desencadenante, aun así, no es la única variante. Existen algunos factores que pueden contribuir a su aparición.

Entre los posibles causantes encontramos el aburrimiento, falta de motivación, condiciones económicas y laborales pobres, sobrecarga de trabajo, presencia de crisis en el desarrollo profesional, incomodidad en el lugar de trabajo y aislamiento social.

Factores de riesgo en el síndrome de Burnout

Encontramos algunos factores de riesgo que pueden agudizar la situación:

Factores personales

  • Situación personal: Mientras mejor balance tenga la persona en este plano, mejor será la manera en la que confronte cualquier conflicto que pueda presentarse.
  • Personalidad: Muchas veces relacionada con el nivel de auto-exigencia que se puede tener. En ocasiones, el exceso de competitividad puede ser un factor de presión importante. 
  • Edad: Relacionada con el nivel de experiencia de la persona.
  • Género: Actualmente, independientemente de las condiciones laborales, un hombre o mujer puede sentirse más o menos cómodo/a con el ambiente laboral, remuneración económica, objetivo del trabajo, etc.
  • Formación profesional: Falta o poca experiencia o conocimientos, ya sea en la parte práctica o teórica del trabajo.
  • Cambios significativos en el entorno personal: Crisis, pérdida de algún ser querido, divorcio, matrimonio, entre otros.

Factores sociales

  • Presión social para destacar a nivel profesional o por aspirar a un alto nivel económico o social.
  • Adquisición de deudas: La presión de trabajar por cumplir con el pago de una deuda es una motivación que puede generar ansiedad en la persona.

Factores ambientales

  • Condiciones laborales: Entorno de trabajo inadecuado con condiciones laborales bajas o con muy pocos beneficios y personal desmotivado, entre otros.

Clasificación del síndrome de Burnout

Se clasifica en cuatro tipos dependiendo de los síntomas que presenta la persona:

  • Leve: Cansancio, dificultad para levantarse en las mañanas, quejas.
  • Moderado: Aislamiento, negativismo, suspicacia, cinismo.
  • Grave: Ausentismo, aversión, enlentecimiento, automedicación de fármacos.
  • Extremo: Aislamiento muy evidente, colapso, cuadros psiquiátricos, y en su caso más radical, suicidio.

¿Cómo diagnosticar el síndrome de Burnout?

Para poder determinar si una persona presenta el síndrome de Burnout, existen algunas pruebas psicométricas (Lachiner e Hidalgo, 2015):

Síndrome de Burnout - NeuroClass - Ambiente
  • Maslach Bornout Inventory: Evaluación relacionada con los sentimientos y pensamientos que tiene la persona de su trabajo.
  • Copenhagen Burnout Inventory (CBI): Valora el desgaste personal con respecto al trabajo y al cliente.
  • Oldenburg Burnout Inventory (OLBI): Evalúa agotamiento, falta de compromiso y motivación con el trabajo.
  • Cuestionario para la Evaluación del Síndrome de Quemarse en el Trabajo: Incluye los elementos anteriores y, adicionalmente, el sentimiento de ilusión o desilusión que tiene la persona con respecto a sus expectativas.

¿Qué hacer para evitar el síndrome de Burnout?

En general, es importante trabajar en la modificación de sentimientos y pensamientos negativos de desgaste emocional en el trabajo. Veamos más.

  • Adaptar las expectativas a la realidad cotidiana, es decir, asumir como un proceso personal que no existe el “trabajo perfecto” como tal.
  • Intentar encontrar un equilibrio en los diferentes ámbitos de la vida. En otras palabras, buscar un balance entre la familia, amigos, descanso, tiempo de ocio y trabajo.
  • Limitar el tiempo que se le dedica al trabajo. Marcar adecuadamente la agenda laboral de acuerdo a la disponibilidad personal, sin exigirse más de lo que se puede ofrecer.
  • En el plano laboral, es fundamental mantener un ambiente de trabajo positivo, en el que se promueva el trabajo en equipo, intercambio, comunicación y objetivos en común.
  • Buscar estrategias que permitan la relajación y control de estrés (por ejemplo, meditación).
  • Acudir a un profesional que pueda brindar estrategias de afrontamiento adecuadas.

Conclusión

Actualmente, vivimos en un mundo muy competitivo que nos exige responder a un sinnúmero de demandas, sobre todo a nivel laboral. Tal ritmo de vida acelerado está generando que problemas de salud mental como el estrés, desgaste emocional en el trabajo, ansiedad o depresión se acentúen en nuestra sociedad. Por tanto, es importante tomar medidas de prevención e intervención oportunas para evitar que nuestro desarrollo profesional comprometa la calidad de vida.

Finalmente, es importante que a nivel laboral se promueva un entorno cooperativo y digno. Esto es, un ambiente que motive a sus profesionales sin olvidar que detrás de un trabajador hay una persona con una historia, quizás una familia y vida que cuidar.

Referencias Bibliográficas:

  • Lachiner, S. M. e Hidalgo L. F. (2015). Síndrome de Burnout. Medicina Legal de Costa Rica32(1), 119-124. 
  • Méndez, J. (2004). Estrés laboral o síndrome de ‘burnout’. Acta Pediátrica de México, 25(5), 299-302. 
  • OMS | (2014). La organización del trabajo y el estrés. Recuperado 28 de octubre de 2019, de WHO website: https://www.who.int/occupational_health/publications/pwh3sp.pdf?ua=1