El caso H. M. fue uno de los más importantes en la psicología ya que ayudó a entender una de las funciones vitales para todos, la memoria. Su aporte esclareció el posible funcionamiento del cerebro y los tipos de memoria. Asimismo, mostró cómo sus daños pueden afectar el desarrollo de las actividades de la vida diaria. Así que, surge la pregunta, ¿quién fue H. M.?. Indaguemos en este caso fundamental para entender la memoria. 

El famoso caso de H. M.

Henry Molaison (H. M.) a sus 9 años fue atropellado por una bicicleta y sufrió un fuerte golpe en la cabeza. Este dejó como consecuencia un trastorno convulsivo crónico. Su enfermedad llegó hasta el punto que se vio afectado el desenvolvimiento adecuado en el día a día. Dicha situación, llevó a sus médicos a tomar la decisión de realizar una cirugía para extraer el foco de las crisis. Por esta razón, se le retiraron los hipocampos, parte de las amígdalas y del giro hipocampal.

Como consecuencia, H. M. desarrolló un síndrome denominado “amnesia profunda”, una incapacidad para generar nuevos recuerdos. Al ver las secuelas sufridas por su paciente, el doctor decidió contactar a profesionales expertos en la memoria. Todo esto con el fin de entender lo que había pasado.

Así fue como iniciaron múltiples investigaciones relacionadas con las dificultades que Molaison atravesó. Su participación ayudó a conocer más sobre los tipos de memoria, el aprendizaje y las habilidades motoras. Además, dio como lección la fragilidad que puede tener la identidad humana (Cansino, 2009).

Tipos de memoria: DECLARATIVA Y NO DECLARATIVA

estudio-de-la-memoria-Caso-H.M-Neuroclass-1.

Uno de los primeros hallazgos encontrados con el estudio de H. M. fue la existencia de varios sistemas o tipos de memoria. Esto, como resultado de la aplicación de experimentos de coordinación mano-ojo por medio de la técnica de dibujo en espejo. Este procedimiento fue aplicado en varias ocasiones y los profesionales notaron que había un aprendizaje de la tarea, aunque no hubiera un recuerdo de lo que se había hecho antes.

A partir de ahí, comenzaron a realizarse varios experimentos sobre el aprendizaje de habilidades motoras. Concluyeron que existen dos sistemas de memoria cerebralmente diferenciados, la memoria declarativa y la no declarativa.

La memoria no declarativa, hace referencia al aprendizaje de habilidades y hábitos, formas simples de condicionamiento, aprendizaje perceptual y emocional. Lo relacionan con información que es “inconsciente” ya que es difícil de verbalizar. Entre las estructuras encargadas de dicho tipo de memoria se encuentra el cerebelo, ganglios basales, núcleo estriado y sistema límbico, entre otras (Solís y López-Hernández, 2009).

Otro tipo de memoria es la memoria declarativa, relacionada con el aprendizaje y recuerdo de información verbal. En esta, se incluyen los conceptos generales y las propias vivencias de la persona. La información almacenada es accesible y puede guiar de alguna manera el contexto. Entre las estructuras implicadas en su funcionamiento se encuentra el hipocampo, la amígdala y el giro fusiforme, entre otras (Squire y Wixted, 2011).

MEMORIA A CORTO Y LARGO PLAZO

Otro de los aspectos interesantes y cruciales del caso de H. M. fue la capacidad de recuerdo de información que había adquirido antes de la cirugía. En su caso, podía recordar sucesos de su infancia o adolescencia, pero no podía recordar hechos que tuvieron lugar después de la cirugía.

Tipos-de-Memoria-Caso-H.M-Neuroclass-1

Con las investigaciones realizadas con ayuda de H. M., se descubrió que el lóbulo temporal no es el último lugar donde se quedan los recuerdos. En un principio, los recuerdos son integrados y reorganizados en estructuras subcorticales (como el hipocampo) y corticales (como el lóbulo temporal). Y, a medida que pasa el tiempo, el aprendizaje se va independizando a otras estructuras corticales.

Por lo tanto, la información nueva que deba ser aprendida necesita de áreas como el hipocampo y la amígdala para ser adecuadamente procesada. Por esta razón, H. M. presentaba dificultades en el tipo de memoria a corto plazo, ya que no podía recordar información nueva como eran las pruebas verbales realizadas o la misma muerte de su padre. Hechos que se desarrollaron después de la extirpación.

Por el contrario, preservaba el tipo de memoria a largo plazo. Como explica Cansino (2009), H. M. podía contar escenas de la infancia, como el tiro al blanco cerca de su casa, pero no podía ubicarlas con exactitud en el tiempo. Por su parte Squire y Wixted, (2011) explican que este tipo de escenas de su vida, anteriores a la cirugía, están ubicadas en otras partes de la corteza. Aun así, el hecho de que se necesita del hipocampo para realizar el proceso de reaprendizaje y fortalecer los recuerdos,  podría explicar su dificultad para recordarlas con exactitud.

¿En qué consiste el tipo de memoria inmediata?

Uno de los aspectos que interesó a los investigadores acerca de H. M. fue su capacidad para enfocar la atención y retener información en periodos cortos. Por ejemplo, podía retener un número con 3 dígitos en ensayo continuo durante aproximadamente 15 minutos. Sin embargo, cuando se distraía perdía la información.

Tipos-de-Memoria-Caso-H.M-Neuroclass

Con ello, se entendió que el tipo de memoria inmediata, depende principalmente de estructuras diferentes a las encargadas de la memoria a corto plazo. Como resultado, H. M. podía retener una cantidad limitada de información en un breve periodo de tiempo. Si la cantidad excedía su capacidad en la memoria inmediata, la olvidaba completamente.

De igual manera, se corroboró que las regiones relacionadas con la percepción, también están implicadas en los procesos de memoria a largo plazo. En este caso, para la información visual se encuentran implicadas las áreas del procesamiento visual, y lo mismo pasa con todos los sentidos.

CONCLUSIÓN

Como se puede observar, el caso de H. M. ha sido uno de los más importantes en la neuropsicología. Con él, se pudo estudiar de manera exhaustiva y entender los tipos de memoria y, por ende, cambiaron totalmente los conocimientos que se tienen respecto a esta función. A pesar de las fatídicas consecuencias que tuvo para Molaison, su caso fue de gran ayuda para entender mejor la importancia que tiene la memoria en nuestra vida diaria.

Sin embargo, aunque con este caso se lograron esclarecer aspectos relacionados con la memoria, se sigue conociendo muy poco sobre dicha función. Por tanto, es importante seguir con la investigación de la memoria y, en general, de las funciones cognitivas. Esto ayudará a entender muchas patologías y así, encontrar maneras más efectivas para su rehabilitación.

Referencias bibliográficas

  • Cansino, J. C. D. (2009). El caso de H. M.: Una vida sin recuerdos. Encuentros en la Biología2(125), 2.
  • Solis, H., y Lopez-Hernandez, E(2009). Neuroanatomía funcional de la memoria. Arch Neurocien (Mex)14, 176-187.
  • Squire, L. R. y Wixted, J. T(2011). The Cognitive Neuroscience of Human Memory Since H.M. Annual review of neuroscience34, 259-288. https://doi.org/10.1146/annurev-neuro-061010-11372