El suicidio, sin duda, es una prioridad pública. Actualmente, la tasa de suicidios es cada vez mayor, llegando a constituir en algunos países la primera causa de muerte no natural y siendo la tercera causa de muerte para los jóvenes de edades comprendidas entre los 15 y los 19 años, según la OMS (2019). Tal es así que las medidas centradas en la prevención y sensibilización se han vuelto una necesidad. Ahora, se ha constatado un fenómeno específico relacionado con esto denominado efecto Werther o suicidio público. Este término hace referencia a un fenómeno de imitación del comportamiento suicida en la sociedad cuando se expone una noticia de suicidio en los medios de comunicación. O a lo que algunos autores se refieren como “un efecto llamada o contagio”. ¿Qué es el efecto Werther? El suicidio colectivo. A continuación.

¿De qué me suena Werther?

A finales del siglo XVIII, Johann Wolfgang von Goethe escribió una novela semiautobiográfica titulada Las penas del joven Werther​, en 1774. Tras una historia de amor trágico, el protagonista termina quitándose la vida al ser rechazado por su amada. Lo cierto es que, a pesar del éxito que supuso la colección de epístolas, también generó otro tipo de efectos. Entre ellos, una epidemia de suicidios de jóvenes en Europa. 

Por ello, dicho fenómeno toma el nombre del protagonista de la obra, denominación que propuso el sociólogo David Phillips, en 1974, tras comprobar que el número de suicidios aumentaba en Estados Unidos (EE. UU.) al mes siguiente de publicar en portada noticias sobre suicidio (Fanjul-Peyró et al., 2020).

Efecto Werther: El suicidio colectivo. Imagen obtenida de: https://i.pinimg.com/originals/43/e6/00/43e600dd9bf49a6ba8a6b807619dd319.gif

Por otra parte, este fenómeno ante el suicidio de celebridades se llama copycat o efecto de la celebridad. Y, es que, se ha constado que tales acontecimientos suelen causar un aumento en la tasa de suicidio entre personas del mismo sexo y grupo de edad.

Así mismo, el impacto alcanza su pico más alto tres o cuatro días después del informe de suicidio. Observándose que incluso se utiliza el mismo método de suicidio que utilizaron las personas famosas. Algunos ejemplos fueron los casos del actor Robin Williams, el cantante Kurt Cobain o Marilyn Monroe.

Por otra parte, se ha reportado que las muertes de celebridades causadas por accidentes o enfermedades no tienen ningún efecto sobre el suicidio público.

Ahora, este efecto sí lo tienen eventos imprevistos o excepcionales como desastres naturales o crisis económicas, por ejemplo. En cuanto al género, el suicidio en subgrupos de mujeres jóvenes es mayor tras suicidios muy publicitados en los medios (Ha y Yang, 2021).

¿Por qué ocurre el efecto Werther o el suicidio colectivo?

El estudio de los factores demográficos, sociales y económicos del suicidio se remonta al sociólogo Émile Durkheim. Quien escribió Le Suicide (1827), un libro que aborda las consecuencias del suicidio como fenómeno social. Divide este en cuatro pilares, el suicidio egoísta, altruista, fatalista y anómico. La anomia y la imitación son mecanismos en los que se centran las investigaciones actuales para dar explicación al efecto Werther o el suicidio colectivo.

Como expone Lutter et al. (2020), la teoría de la anomia establece que el suicidio de una celebridad es un evento inesperado que causa conmoción y cierto trastorno del orden social. Por otro lado, la teoría de la imitación (la más aceptada) sostiene que las celebridades son modelos a seguir, y sus actos puede conducir a comportamientos imitativos.

Efecto Werther: El suicidio colectivo. Imagen obtenida de: https://www.juanmerodio.com/wp-content/uploads/fans-facebook.jpg

Esta última, tiene relación con la idealización e internalización de las cualidades de las celebridades en algunas personas. Que, junto con variables como la temprana edad a la que se tiene acceso a Internet o redes sociales, puede dar paso a un aprendizaje observacional y favorecer este fenómeno.

Otro aspecto relacionado con lo descrito, es el hecho de que el efecto Werther se vuelve más fuerte cuando los medios informan de manera detallada sobre el suicidio y sus circunstancias (por ejemplo, mediante fotografías o descripción de los medios utilizados).

¿Alguna relación entre la serie Por trece razones y el efecto Werther?

La serie estadounidense, de género dramático (en inglés, 13 Reasons Why), abarca temas como el bullying, el acoso sexual, la exclusión social y el suicidio, entre otros. Los resultados de un estudio que contó con una muestra de jóvenes de 16 años sugiere que aunque la serie tiene efectos positivos en la mayoría de los adolescentes, podría tener efectos negativos en personas de alto riesgo. Por ello, se indagó para observar si podría dar paso al efecto Werther.

Efectos positivos y negativos

Imagen obtenida de: https://www.culturaocio.com/tv/noticia-13-razones-13-reasons-why-ultima-gran-muestra-amor-clay-hannah-nadie-vio-20170605135415.html

Esto es, las tasas más altas de ideación suicida tras ver la serie fueron más pronunciadas en jóvenes con síntomas de depresión y/o ideación suicida previa o psicopatología preexistente.

Aunque se observó que en el grupo de participantes sin antecedentes de ideación suicida, el 6,4% informó un aumento de estos después de ver el programa.

¿Un aspecto relacionado con el efecto Werther o suicidio colectivo?Hay que tener en cuenta, también, que la ideación suicida es común en adolescentes y, según indican otros estudios, en la mayoría de situaciones la emoción negativa tras el visionado es temporal (Zimerman et al., 2018).

Whyte (2019) recoge varios estudios sobre el caso y expone los resultados de la investigación de Steven Stack y su equipo, especificando que en algunos de los estudios recopilados las causas no son del todo claras.

Aún así, esta investigación concreta reportó, tras analizar las tasas de suicidio en EE. UU. los meses con más tweets sobre la serie, un aumento de estas del 12,4% en niños de 10 a 19 años y del 21,7% en niñas, en comparación con meses anteriores ¿Es esto una pista del fenómeno?.

Sin embargo, en Zimerman et al. (2018), el 40,5% del 78,7% de los participantes que indicaron haber sufrido bullying, informó haberse sentido mejor tras la serie. Y del 41,3% que había realizado algún acto de acoso escolar, el 95,5% indicó reflexionar sobre este tipo de comportamientos, por ejemplo. Ahora, los resultados aquí expuestos no pueden generalizarse a todos los adolescentes, tal y como indican los autores.

Pero entonces, ¿hay que informar sobre el suicidio? ¿Y si aparece el efecto Werther?

La respuesta es un sí rotundo. Sin embargo, es importante tener en cuenta la manera en la que se informa. Los medios de difusión han de minimizar la información detallada sobre el suicidio, evitar la romantización en la información, el sensacionalismo o hacer declaraciones sobre el suicidio o aquellos que se suicidan. Más bien, deben informar sobre las consecuencias y proporcionar contenido preciso sobre la prevención, con responsabilidad y objetividad.

Esto último, no da paso al efecto Werther, sino que supone un factor protector, llamado efecto Papageno. Y es que, dar cabida a tal tema con un afrontamiento positivo y mencionando los servicios de apoyo disponibles, ayuda a prevenirlo. Un ejemplo de ello, son los sitios web educativos (Till et al., 2017).

Conclusión

Si bien el efecto Werther o suicidio colectivo aún supone un desafío, las consecuencias de información sesgada en los medios de comunicación sigue siendo un riesgo en la actualidad. Tanto en el presente tema como en todos aquellos referentes a la salud mental.

Ahora, el sesgo explicado no se limita a determinar una causa única y aislada por la que se consuma el suicidio. En este contexto, muchos otros factores pueden coexistir aumentando el riesgo. Por ello, el fenómeno se investiga bajo ciertas limitaciones en la interpretación. Aun con esto, la importancia de una comunicación responsable en los medios no deja de ser, casi, una obligación.

Referencias bibliográficas

  • Fanjul-Peyró, C., González-Oñate, C. y Santo-Mirabet, M.-C. (2020). Campañas institucionales para la prevención del suicidio en España. Análisis del cambio estratégico en su comunicación social: Caso Comunidad Valenciana. Revista Mediterránea de Comunicación11(2). https://doi.org/10.14198/MEDCOM2020.11.2.9
  • Ha, J. y Yang, H.-S. (2021). The Werther effect of celebrity suicides: Evidence from South Korea. PLOS ONE16(4), e0249896. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0249896
  • Lutter, M., Roex, K. L. A. y Tisch, D. (2020). Anomie or imitation? The Werther effect of celebrity suicides on suicide rates in 34 OECD countries, 1960–2014. Social Science & Medicine246, 112755. https://doi.org/10.1016/j.socscimed.2019.112755
  • Menon, V., Kumar, K. S. y Kumar, P. S. (2020). Celebrity role models and their impact on mental health of children and adolescents: Implications and suggestions. J. Indian Assoc. Child Adolesc. Ment. Health, 7(2), 210-215.
  • Organización Mundial de la Salud. (2 de septiembre de 2019). Suicidio. https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/suicide
  • Till, B., Tran, U. S., Voracek, M. y Niederkrotenthaler, T. (2017). Beneficial and harmful effects of educative suicide prevention websites: Randomised controlled trial exploring Papageno v . Werther effects. British Journal of Psychiatry211(2), 109-115. https://doi.org/10.1192/bjp.bp.115.177394
  • Whyte, C. (2019). Did 13 Reasons Why increase US suicides? New Scientist242(3229), 15. https://doi.org/10.1016/S0262-4079(19)30817-6
  • Zimerman, A., Caye, A., Zimerman, A., Salum, G. A., Passos, I. C. y Kieling, C. (2018). Revisiting the Werther Effect in the 21st Century: Bullying and Suicidality Among Adolescents Who Watched 13 Reasons Why. Journal of the American Academy of Child & Adolescent Psychiatry57(8), 610-613.e2. https://doi.org/10.1016/j.jaac.2018.02.019