Donald Winnicott, renombrado psicoanalista británico del siglo XX, realizó importantes contribuciones a la comprensión del desarrollo infantil y la psicología. Entre sus conceptos más influyentes se encuentra el objeto transicional, que se ha convertido en un pilar en la teoría del desarrollo. En esta nota, exploraremos el trabajo de Winnicott, así como su concepto de objeto transicional y relevancia en el mundo de la psicología.

¿Quién fue Donald Winnicott?

Donald Woods Winnicott nació en 1896 en Plymouth, Inglaterra. Estudió medicina en el University College de Londres, donde se interesó en la psicología infantil. A lo largo de su carrera, Winnicott se convirtió en un destacado psicoanalista y pediatra, conocido por su enfoque en la relación entre el niño y su madre. De hecho, su trabajo revolucionario ha influido en la psicología, psicoterapia y pediatría.

Winnicott,
Fernández, T y Tamaro, E. (2023). Winnicott dio del desarrollo infantil una visión que integra los procesos de transformación biológica con la elaboración psicológica que el niño hace de los mismos [Fotografía]. Recuperado de www.biografiasyvidas.com

Winnicott desempeñó un papel fundamental en la difusión de la psicoterapia infantil y la psicología del desarrollo. Sus teorías se centran en la importancia de la relación madre-hijo y cómo esta influye en el desarrollo emocional del niño.

Tal es así, que uno de sus conceptos más célebres es el objeto transicional sobre la transición de un bebé desde la dependencia absoluta a la independencia emocional. Lo que marca un hito significativo en el proceso de separación e individuación del bebé, permitiéndole establecer relaciones más independientes y desarrollar su identidad emocional de manera autónoma (Bahn, 2022).

El objeto transicional

El concepto del objeto transicional de Winnicott es una pieza clave en su teoría del desarrollo infantil. Lo define como un objeto físico, como un oso de peluche o una manta, que el pequeño elige para proporcionarse consuelo y seguridad. Un vínculo entre la fantasía y la realidad que desempeña un papel importante en el proceso de individuación.

Un puente entre dos mundos

Winnicott sugiere que, a medida que el bebé madura, comienza a reconocer la diferencia entre su mundo interno de fantasía y el mundo exterior real. El objeto transicional actúa como un puente entre ambos mundos. Así, el niño puede proyectar sus sentimientos, miedos y deseos en el objeto transicional, lo que le permite explorar sus emociones de manera segura. Con esto, el objeto es real para el niño, pero también está imbuido de significado personal.

La noción de un objeto que representa la seguridad y la continuidad en el mundo del menor es esencial para el desarrollo emocional. Pues el objeto transicional es un símbolo de la madre y su cuidado, y proporciona al niño una sensación de continuidad y seguridad emocional mientras explora su creciente independencia (Vieira y Castanho, 2022).

Desarrollo del objeto transicional

El objeto transicional no aparece inmediatamente en la vida de un niño. Winnicott observó que, al principio, el bebé no distingue entre sí mismo y la madre. Sin embargo, con el tiempo, el pequeño comienza a desarrollar un sentido de sí mismo. Este proceso se inicia cuando el bebé comienza a experimentar el mundo a través de los sentidos y a establecer una relación con objetos físicos.

Winnicott
Jan, A. (2015). Fue un pediatra que estuvo entre los primeros en formarse como psicoanalista a finales de 1920 [Fotografía]. Recuperado de psychoanalysis.org.uk

De este modo, alrededor de los seis meses, el infante selecciona un objeto que se convierte en su objeto transicional, que puede ser un juguete, una manta o cualquier otro objeto que elija. Así, a través de la interacción con dicho objeto, el niño comienza a comprender la diferencia entre su mundo interno y el mundo externo (Kitron, 2021).

Cuando el niño crece…

A medida que el menor crece, el objeto transicional sigue siendo un punto de referencia importante en su vida. Proporciona consuelo y seguridad en momentos de angustia, y es un recordatorio constante de la madre y su cuidado.

Ahora, cuando el niño madura, el objeto transicional puede perder importancia gradualmente, ya que el infante desarrolla otras estrategias de afrontamiento. Pues según crece, su capacidad para manejar la ansiedad y la angustia emocional se fortalece, lo que le permite depender menos del objeto transicional como fuente exclusiva de consuelo.

La teoría de Winnicott en la clínica

El concepto del objeto transicional ha tenido un profundo impacto en la psicoterapia y la clínica infantil. De hecho, los terapeutas que trabajan con niños a menudo utilizan objetos transicionales para ayudar a los pacientes a expresar sus emociones y explorar sus sentimientos de manera segura. Y es que, en este contexto, los objetos transicionales pueden no solo proporcionar consuelo durante las sesiones, sino también facilitar la comunicación emocional.

¿Qué hay del objeto transicional en la crianza?

Sumado a lo anterior, no hay que olvidar que el concepto del objeto transicional también tiene implicaciones significativas para la crianza. Los cuidadores, a menudo, utilizan estos objetos como estrategia, alentando su uso, o respetando la relevancia emocional que adquiere para el niño. Ahora, es importante comprender que el uso de objetos transicionales es una parte natural del desarrollo emocional de un niño. No se trata de una muestra de dependencia emocional, sino de una herramienta que les ayuda a explorar y comprender sus propios sentimientos (Ogden, 2021).

La importancia del entorno facilitador

El objeto transicional es el primer elemento que lleva al niño a enfrentarse a la realidad externa a través de la creación de símbolos. Por ello, Winnicott subraya la importancia del entorno en el desarrollo psicológico de un individuo. Pues es, a través de su objeto transicional, por lo que construye las bases de su identidad emocional y social.

Según su enfoque, un entorno propicio y el contacto a través de la empatía con una madre lo suficientemente buena, facilitan la transición desde el narcisismo primario a las relaciones con objetos. La madre lo suficientemente buena debe realizar tareas como contener, manipular y presentar objetos al niño, ofreciendo oportunidades para la ilusión antes de introducir gradualmente la desilusión (Dell’Orto S y Caruso, 2003).

Objeto transicional
BBC News Mundo. (2020). Winnicott incentivó a las mujeres a seguir sus instintos maternales, en una época en la que la crianza era muy estructurada [Fotografía]. Recuperado de www.bbc.com

El juego para Winnicott

Este autor también se distanció de las ideas de Melanie Klein, sosteniendo que el juego en la infancia tiene un valor terapéutico en sí mismo. Pues lo veía como un espacio potencial entre madre e hijo que luego se convertiría en el lugar de análisis, transferencia y, en última instancia, experiencia cultural. Como resultado, dichas ideas revolucionarias contribuyeron significativamente al campo de la psicología y la pediatría al enfatizar la importancia de las experiencias reales y el papel de la madre en el desarrollo infantil.

Otros conceptos importantes de Winnicott

Winnicott también introdujo conceptos revolucionarios, como el verdadero yo y el falso yo, que señala cómo las personas pueden reprimir partes de sí mismas para adaptarse a las demandas de su entorno. Además, su idea del objeto transicional ha extendido nuestro entendimiento de cómo las personas utilizan objetos o rituales para encontrar consuelo y seguridad en ausencia de figuras de apoyo.

Sumado a lo anterior, su enfoque de tratamiento, centrado en la satisfacción de las necesidades emocionales de los pacientes, ha proporcionado un marco comprensivo para abordar una amplia gama de trastornos psicológicos. En conjunto, las teorías de Winnicott han dejado una profunda huella en el psicoanálisis y en campos relacionados, resaltando la importancia de la autenticidad, la relación terapéutica y satisfacción de las necesidades emocionales en el proceso de desarrollo individual (Xie et al., 2023).

Conclusión

En resumen, el concepto del objeto transicional de Donald Winnicott ha dejado una profunda huella en la psicología. Este objeto, que actúa como un puente entre el mundo interno del niño y la realidad externa, desempeña un papel crucial en el desarrollo emocional. Por ello, a través de la relación con ello, el menor aprende a distinguir entre su mundo subjetivo y la realidad objetiva, promoviendo la autonomía y exploración emocional. Además, el objeto transicional no solo es relevante en la infancia, sino que también continúa siendo una fuente de consuelo y seguridad a lo largo de la vida.

Referencias bibliográficas

  • Bahn, G. H. (2022). Understanding of Holding Environment Through the Trajectory of Donald Woods Winnicott. Journal of child & adolescent psychiatry33(4), 84-90. https://doi.org/10.5765/jkacap.220022
  • Dell’Orto, S. y Caruso, E. (2003). W. D. Winnicott and the transitional object in infancy. Medical and Surgical Pediatrics.
  • Kitron, D. G. (2021). D. W. Winnicott, André Green, and Rosemary Dinnage: Some Thoughts on the Interplay of Transitional Objects and Object Destruction. Psychoanalytic review108(3), 277-289. https://doi.org/10.1521/prev.2021.108.3.277
  • Ogden, T. H. (2021). What alive means: On Winnicott’s “transitional objects and transitional phenomena”. The International journal of psycho-analysis102(5), 837-856. https://doi.org/10.1080/00207578.2021.1935265
  • Vieira, G. y Castanho, P. (2022). From therapeutic consultations to joint consultation: Winnicott’s contributions to matrix support practice. Ciencia & saude coletiva27(5), 1929-1938. https://doi.org/10.1590/1413-
  • Xie, Z., Yan, Y. y Peng, K. (2023). Pragmatism or idealism: a systematic review and visual analysis of Winnicott’s psychoanalytical treatment views. Frontiers in psychiatry14, 1237005. https://doi.org/10.3389/fpsyt.2023.1237005