Dentro del amplio campo de la psicología, existe una rama que adoptó esta inicial, la neuropsicología, pero ¿qué es?. Hoy en día, la palabra “neuro” está por todos lados, pero muchos ignoran la procedencia y significado de la misma. Evidentemente, tiene algo que ver con el cerebro, pero para el bien de nuestros lectores, es importante aclarar el concepto. No solo para echar una luz a esas oscuras algunas conceptuales, sino para todos los que busquen una inducción clara, directa y respaldada por la comunidad científica. Asimismo conocerá que hace un profesional en neuropsicología o dónde puede trabajar.

Definición de neuropsicología

La neuropsicología es la ciencia que estudia la relación que tiene el cerebro con los procesos mentales y la conducta. Su enfoque es principalmente cognitivo, es decir, sobre las funciones que realiza el cerebro en una tarea o contexto específico (Lezak et al., 2004).

Es por ello que se entiende esta especialidad como un punto de encuentro entre la neurología y la psicología. Por dicha razón, se deben tener conocimientos de ambas disciplinas, creando características y ventajas únicas. Además, este campo permite identificar o diagnosticar daños cerebrales con herramientas propias de la neuropsicología que no se podría hacer con instrumentos médicos (Portellano, 2005).

Objeto de estudio en neuropsicología

En primer lugar, es importante indicar que el objeto de estudio de la neuropsicología son las personas que han tenido un daño, lesión, patología o enfermedad cerebral.

De igual manera, es clave el estudio de aquellas personas que tienen un cerebro sano. Y es que, es vital conocer el funcionamiento estándar o “normal” para poder entender el funcionamiento no funcional.

No con esto, el neuropsicólogo toma en cuenta otras esferas de la persona. Entiende que esta no es un ser dividido por la cognición, la emoción y la conducta. Más bien, es un ser constituido por estas tres esferas, y cada una se relaciona y depende de la otra.

¿Qué hace un profesional de la neuropsicología?

Según Portellano (2005), existen 5 ámbitos de acción de un neuropsicólogo:

1. Evaluación

Es el proceso que utiliza test y procedimientos estandarizados para valorar de manera sistemática las funciones cognitivas, ejecutivas y síntomas de ansiedad, depresión y/o funcionalidad.

2. Rehabilitación cognitiva

Se encarga de desarrollar el programa de intervención posterior a un diagnóstico neuropsicológico, tanto en personas sanas como en personas con lesiones cerebrales.  

bases Neuropsicología-NeuroClass

Es importante aclarar que cada diseño debe ser individual y ecológico. En otras palabras, se debe poder extrapolar lo aprendido en la rehabilitación a la vida diaria del paciente.

Existen diversas técnicas:

  • Rehabilitación: Se enfoca en trabajar directamente la función cognitiva dañada con el objetivo de volverla a establecer.
  • Compensación: Producida cuando no se consigue volver a establecer la función cognitiva dañada a un nivel funcional. El cerebro procede a utilizar las funciones cognitivas que están intactas como mecanismo compensatorio.
  • Estimulación: Técnica que permite mejorar una función que no necesariamente está dañada, pero que ayuda a mejorar los niveles de rendimiento.

Finalmente, es importante recalcar que estas técnicas no necesariamente sigue un orden preestablecido. Lo más recomendable es abordarlas simultáneamente, enseñando a compensar mientras se trabaja directamente con la función dañada (Bruna et al., 2011).

3. Prevención de daño cerebral

Realiza programas de prevención a cualquier factor de riesgo que desemboque en daño cerebral. Siendo relevantes en la actualidad debido al aumento de hábitos de vida poco saludables. Se enfoca en tres niveles:

  • Primario: Evita la adquisición de daño cerebral.
  • Secundario: Se encamina a enfermedades ya establecidas para evitar su progresión.
  • Terciario: Rehabilitación del daño cerebral para poder mejorar las funciones dañadas.

4. Investigación en neuropsicología

Esta acción abarca desde la adaptación o traducción de test neuropsicológicos, hasta la puesta a prueba de nuevos métodos de rehabilitación y evaluación. Todo esto con el fin de mejorar y actualizar todas las herramientas y procesos que se están utilizando.

5. Orientación

En este ámbito se da una orientación sobre el daño cerebral a las personas y familias que han tenido que enfrentar esta situación, mediante la exposición de cuáles son las posibles consecuencias y los procedimientos que se deben realizar. Asimismo, se explican las adaptaciones que se deben hacer y los protocolos a seguir. El objetivo es guiar para la recuperación tras el daño.

Muchas personas piensan que este tipo de profesional solo se enfoca en individuos que han sufrido un accidente vascular en el cerebro o un traumatismo craneoencefálico grave (TCE). Sin embargo, el neuropsicólogo atiende y trabaja con una variedad de patologías como:

  • ACV (Accidente cerebro vascular)
  • TCE (Trauma cráneoencefálico)
  • Problemas en el desarrollo
  • Enfermedades neurodegenerativas (Alzhéimer, párkinson, etc.)
  • Enfermedades psiquiátricas
  • Problemas de aprendizaje
  • Trastornos afectivos
  • Enfermedades genéticas
  • Enfermedades autoinmunes
  • Tumores

En general, toda patología que se relacione con el sistema nervioso central y afecte el funcionamiento involucra un trabajo neuropsicológico. Este funcionamiento cognitivo puede dañarse tanto de manera directa como indirecta (Kolb y Whishaw, 2009).

Sin embargo, no es exclusivamente necesario tener una patología para acudir a una consulta neuropsicológica. También pueden acudir aquellas personas sanas interesadas en conocer y mejorar los niveles de desempeño de sus funciones cognitivas. Esto es, pueden ser evaluadas, con el objetivo de poder hacer una prevención primaria en caso de que presentaran factores que pusieran en riesgo la salud cerebral (por ejemplo, olvidos recurrentes, predisposiciones genéticas, etc.). Asimismo, también se dirige a aquellas personas que quieran mejorar el rendimiento académico por medio de la estimulación cognitiva.

¿En qué lugar es útil la neuropsicología?

Es importante recalcar que tanto el ámbito de actuación como las personas con las que trabaja un neuropsicólogo es muy variado. Por esto mismo, el lugar en el que este especialista puede trabajar, también es diverso:

  • Hospitales
  • Centros de Salud
  • Universidades
  • Escuelas
  • Centros de investigación
  • Geriátricos
  • Guarderías
  • Hospitales psiquiátricos

Conclusión

La neuropsicología es la ciencia que estudia la relación que tiene el cerebro con los procesos mentales, emocionales y de conducta. Por lo tanto, el neuropsicólogo trabaja en múltiples ámbitos como la evaluación, rehabilitación, prevención, investigación y orientación. Por ende, está dirigida tanto a personas sanas como a todas aquellas que tengan una lesión cerebral que afecte el funcionamiento cognitivo, afectivo y de la conducta.

Es de vital relevancia tener los conceptos claros como profesionales y poder trasmitirlos al público en general. Y es que, es importante que se entienda la relevancia de esta profesión y su utilidad en la intervención de múltiples contextos que aún se desconocen.

Referencias Bibliográficas

  • Bruna, O., Roig, T., Puyuelo, M., Junqué, C. y Ruano, Á. (2011). Rehabilitación neuropsicológica. Intervención y práctica clínica. Barcelona: Editorial Elsevier.
  • Kolb, B. y Whishaw, I. Q. (2009). Fundamentals of human neuropsychology. Macmillan.
  • Lezak, M. D., Howieson, D. B., Loring, D. W. y Fischer, J. S. (2004). Neuropsychological assessment. Oxford University Press, USA.
  • Portellano, J. A. (2005). Introducción a la neuropsicología. Madrid: Universidad Complutense-McGrau-Hill. Interamericana.