El cáncer de mama es el padecimiento más común entre las mujeres a nivel mundial, representando el 16% de todos los cánceres a nivel femenino. En cuanto al hombre, el cáncer de mama presenta menos del 1% (OMS, 2014). En muchas ocasiones, su detección se realiza en una etapa avanzada, complicando así su pronóstico. Por ello, se resalta la importancia no solo de su prevención mediante revisiones médicas, sino también, de su control e intervención oportuna. Si nos encontramos frente un diagnóstico de cáncer de mama, tendemos a percibir esta noticia como desoladora. Por lo tanto, en esta ocasión, resaltaremos la importancia del cáncer de mama y su acompañamiento psicológico con los respectivos beneficios subyacentes.

Impacto del diagnóstico de cáncer de mama

Cuando una persona se encuentra frente a un diagnóstico como el cáncer de mama, se enfrenta a una situación que genera un alto grado de angustia. En muchas ocasiones, le costará manejar esta sensación incluso después del impacto inicial de la noticia. A partir de dicho momento, quienes lo padecen, comprenden que han de enfrentarse a un largo proceso de tratamiento y recuperación, que puede conllevar una miríada de problemas.

El desgaste emocional generado a partir de la noticia provoca cansancio, preocupación y dudas. Como resultado, pueden aparecer ideas relacionadas con los síntomas, el padecimiento, tratamiento o incluso la muerte. Asimismo, existen otras preocupaciones relacionadas a las actividades diarias y a la posible interferencia que puede generar la enfermedad.

Los pensamientos posteriores al diagnóstico de cáncer de mama

Cáncer de mama - árbol rosa- NeuroClass

Adicionalmente, hay estudios que indican que durante el inicio de la enfermedad, el paciente puede pasar por un proceso de “duelo oncológico” en el que atraviesa una serie de etapas como resultado del impacto de la noticia. Dicho duelo puede, incluso, permanecer posterior al diagnóstico. Esto quiere decir que vivir dicho proceso implicará una reconstitución a nivel psíquico. Un aspecto muy necesario para responder ante los diferentes desafíos físicos, cognitivos, sociales y emocionales (Rojas, 2006).

La posible pérdida que puede generarse por el cáncer de mama, con su significado simbólico, cultural, sexual, psicológico y afectivo, puede incidir en el estado anímico del paciente. Esto puede ocurrir como resultado de una cirugía o tratamiento de quimioterapia al impactar directamente en la imagen corporal, por ejemplo. Dicha pérdida se enmarca una idea de “asimetría corporal” que puede influir en la autoestima y la percepción de uno mismo. 

Todos estos factores contribuyen a la aparición de estrés, ansiedad e incluso depresión. Es decir, el impacto de la noticia puede afectar al bienestar psicológico de la persona. Por ello, se vuelve fundamental recibir un acompañamiento psicológico.

¿Por qué se vuelve clave hablar de cáncer de mama y su acompañamiento psicológico?

Es completamente normal que el impacto de una noticia como esta desborde un sinnúmero de emociones. Ahora, las consecuencias de tales emociones negativas pueden provocar conductas que alteran el ritmo de vida normal. Esto es, puede darse el caso de un cambio en la alimentación, trastornos del sueño, aislamiento social o conductas de adicción, entre otros.

Adicionalmente, un diagnóstico de cáncer de mama puede generar dificultades en la participación y adaptación de los tratamientos médicos. Y es que, muchos hombres y mujeres pueden encontrarse desmotivados y, en ocasiones, negarse a recibir un tratamiento o cirugía. Como resultado, la enfermedad puede acentuarse más, complicando así su pronóstico.

¿Cómo puede ayudar el tratamiento psicológico?

Los profesionales de la salud mental pueden resultar de gran utilidad frente a una situación como esta. El objetivo principal con el paciente será ayudar a manejar los cambios físicos, emocionales y psicológicos como consecuencia de la enfermedad. Así mismo, se intentará guiar y apoyar en su proceso de adaptación a la nueva rutina.

Cáncer de mama en hombres, lo que debes saber

En algunos casos, el apoyo de un experto puede ser de gran utilidad en el momento de confrontar la situación con la pareja o familia.

De esta manera, se busca animar al paciente a que busque fuentes de apoyo y que valore los distintos tratamientos médicos. Sumado a esto, el psicólogo está en capacidad de brindar estrategias de afrontamiento y resolución de conflictos.

Este apoyo es fundamental para que el paciente pueda lidiar de mejor manera con la situación de dolor, angustia o miedo que pueda generarse. Y es que, la importancia de resaltar el aprendizaje y desarrollo personal que viene a partir de un problema o crisis es de gran utilidad.

El apoyo psicológico para la familia

El acompañamiento psicológico es un fuerte apoyo para la familia y pareja de la persona que padece el cáncer de mama. Al fin y al cabo, puede suponer un espacio para afrontar tanto los sentimientos propios como los del círculo familiar. Por otro lado, es importante entender que, posterior al tratamiento médico, se debe continuar el trabajo a nivel emocional.

Muchas veces, la persona que se enfrenta a una enfermedad como esta puede sentir cierta “presión social” de recuperar su rutina. No obstante, tiene que trabajar en la aceptación e incorporación de su nueva imagen, su recuperación física, y en sí, la experiencia del padecimiento. Asimismo, el apoyo del psicólogo es fundamental para poder brindar estrategias en caso de una posible reaparición de la enfermedad.

¿El tratamiento psicológico puede beneficiar al cuerpo?

Según la APA (2019), los efectos colaterales de la quimioterapia pueden ocasionar una serie de malestares físicos que provocan en el paciente el rechazo a continuar con los tratamientos. La participación del psicólogo es oportuna para enseñar a sobrellevar este dolor mediante ejercicios de relajación o meditación, por ejemplo.

Asimismo, de forma indirecta, el acompañamiento psicológico incide en la salud física. El estrés, como se planteó anteriormente, es una respuesta emocional que puede inhibir la capacidad de protección del cuerpo. Por lo tanto, muchas veces el sistema inmunológico se puede ver descompensando, convirtiéndose en un punto vulnerable a nivel físico. Las estrategias de afrontamiento planteadas en terapia pueden ser altamente favorables para evitar que surjan o se acrecenten cuadros de estrés, ansiedad o depresión.

Cáncer de mama y su acompañamiento psicológico: Tipos de tratamiento

Cáncer de mama - apoyo - NeuroClass

No existe una fórmula adaptada a todas las personas, sin embargo, una combinación entre terapia individual y grupal puede ser muy efectiva. La terapia individual estará “enfocada en la comprensión y modificación de patrones de pensamiento y conducta” (APA, 2019). En el caso de la terapia grupal, el intercambio de experiencias promueve en el paciente la sensación de apoyo y acompañamiento ante una situación como esta. 

Asimismo, no podemos olvidarnos de la importancia de un proceso de psicoeducación que brinde información clara y completa sobre los diferentes aspectos que rodean la enfermedad. Cuanta mayor información tengamos sobre esta, mejores posibilidades de afrontamiento. En general, el tratamiento se debe enfocar en la búsqueda de una mejora de la calidad de vida.

Conclusión

En esta nota hemos procurado trabajar dos temas que son importantes ante una situación compleja como esta: cáncer de mama y su acompañamiento psicológico. Y es que la actitud del paciente frente al proceso influye para lograr mejores resultados. Es por ello que la toma de decisiones informadas, una comunicación clara y su participación activa en el tratamiento es muy positivo. Esto es, mientras mejor comprensión de la enfermedad y todas sus implicaciones, mejor y mayor disposición presentará. Y, para esto, la figura del psicólogo es un apoyo importante en el proceso.

El cáncer de mama no deja de ser un diagnóstico difícil de afrontar. Es una noticia, que sin importar cuánta información hayamos escuchado, implica un fuerte impacto en la vida de quien lo padece. No escatimemos en la búsqueda de apoyo psicológico, sin duda alguna, una mente sana va a ser el mejor recurso para sobrellevar esta situación.

 

Referencias bibliográficas

  • American Psychological Association (2019). Recuperado 16 de octubre de 2019 de APA website: https://www.apa.org/centrodeapoyo/cancer-de-mama
  • OMS | Cáncer de mama. (s. f.). Recuperado 16 de octubre de 2019, de WHO website: https://www.who.int/topics/cancer/breastcancer/es/
  • Rojas, G. (2006). Estrategias de intervención psicológica en pacientes con cáncer de mama. Revista Médica Clínica. Condes.
  • Sebastián, J., Manos, D., Bueno, M. J. y Mateos, N. (2007). Imagen corporal y autoestima en mujeres con cáncer de mama participantes en un programa de intervención psicosocial. Clínica y Salud, 18(2), 137-161. ISSN: 1135-0806