En la actualidad, la omnipresencia de los teléfonos inteligentes ha generado una preocupación creciente sobre el impacto de su utilización excesiva en la salud mental, el funcionamiento cognitivo y las habilidades sociales. En esta nota, exploramos las consecuencias del uso desmedido del celular, abordando tanto su repercusión funcional y estructural en el cerebro como sus efectos en las relaciones interpersonales. ¿Cuáles son estas consecuencias?

La importancia de prestar atención al uso excesivo del móvil

El estudio del empleo excesivo del teléfono es de gran importancia debido a su impacto en la salud mental, bienestar emocional y funcionamiento cognitivo de las personas. Así, algunas razones fundamentales por las que se está estudiando incluyen la prevalencia global de este uso desmesurado.

Además, dicho efecto en el desarrollo cognitivo, especialmente en niños y adolescentes, ha generado preocupaciones sobre sus consecuencias en el desarrollo de diferentes funciones cognitivas como la atención y capacidad de concentración, entre otras. De hecho, su gravedad es tal, que se lo ha comparado con otros comportamientos adictivos (Al-Amri et al., 2023).

Un problema multicultural

La gravedad de la problemática radica en que la utilización de teléfonos inteligentes se ha generalizado en todo el mundo. Y es, en este sentido, un fenómeno que no se limita a una región específica, sino que afecta a personas de diferentes países y culturas.

Se ha observado, de esa manera, que las consecuencias del uso excesivo del móvil está asociado con problemas de salud mental, como ansiedad, depresión, y dificultades para regular las emociones.

¿Qué es el uso excesivo?

La utilización excesiva de teléfonos inteligentes, a menudo denominada adicción al teléfono o uso problemático de este, se diagnostica mediante la evaluación de ciertos criterios y comportamientos que indican un patrón problemático de utilización. No obstante, es importante destacar que no está oficialmente reconocida como un trastorno clínico en la Clasificación Internacional de Enfermedades (International Statistical Classification of Diseases and Related Health Problems, ICD, en inglés) o en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (Diagnostic and statistical manual of mental disorders, DSM-V, en ingles).

Así, algunos de estos criterios incluyen la pérdida de control, donde la persona experimenta dificultades para regular el tiempo dedicado al uso del teléfono, a pesar de los intentos de reducirlo. Además, experimentan preocupación excesiva, y el uso del dispositivo se convierte en una preocupación central en la vida del individuo, afectando otras áreas importantes, como el trabajo, las relaciones personales o actividades diarias.

Se destacan, asimismo, consecuencias negativas para la salud mental, el bienestar emocional, rendimiento académico o laboral, o relaciones interpersonales. Y por ultimo, aunque no menos importante, un alto grado de dependencia emocional. Pues la persona comienza a experimentar síntomas de abstinencia, ansiedad o irritabilidad cuando no puede usar el teléfono, y recurre al dispositivo para aliviar dichos síntomas (Daniyal et al., 2022). En casos extremos, se habla de nomofobia, la cual significa miedo o angustia incontrolable a estar sin el celular.

Criterios de un uso adecuado

En contraste, la utilización regular o normal del aparato se caracteriza por un uso equilibrado y controlado. Con esto, dicha utilización no interfiere significativamente con las actividades cotidianas, las relaciones personales o la salud mental y emocional.

Consecuencias del uso excesivo del celular: Adicción

Así, la diferencia principal entre el uso excesivo y el regular radica en el impacto negativo en la vida de la persona. Es decir, en las consecuencias del uso excesivo previamente nombradas.

Ahora, es importante destacar, además, que el diagnóstico de la utilización excesiva del movil y su diferenciación de un uso regular requieren una evaluación integral. De manera que, se consideren tanto el contexto individual, los síntomas presentes y el impacto en la vida diaria.

Impacto estructural en el cerebro

Por todo esto, el impacto estructural en el cerebro como consecuencia del uso excesivo del teléfono ha sido objeto de investigación en los últimos años. Según una revisión sistemática y metaanálisis reciente, se ha encontrado que esto se asocia con una reducción en el volumen cerebral, especialmente en las regiones subcorticales.

¿Qué se ha encontrado específicamente?

En particular, se ha observado una disminución en el volumen de la materia gris en el núcleo caudado, el putámen y el hipocampo, regiones importantes para la memoria, el aprendizaje y la regulación emocional. Además, se ha encontrado que el impacto en el volumen cerebral es más pronunciado en adolescentes que en adultos. Por cierto, para aprender más sobre el impacto neuropsicológico de la tecnología, te recomendamos nuestro curso en neuropsicología y telepantallas.

Otro estudio, a su vez, encontró que las consecuencias del uso excesivo del teléfono se asocian con una reducción en el grosor cortical en el lóbulo temporal. Dicha región, es clave para la memoria y el procesamiento auditivo. En definitiva, los hallazgos sugieren que existen consecuencias del uso excesivo del teléfono a nivel estructural, que tienen un impacto negativo en el cerebro, especialmente en las regiones anteriormente mencionadas (Wacks y Weinstein, 2021).

¿Cuáles es el impacto funcional en el cerebro del uso excesivo del teléfono?

Por su parte, la repercusión que tiene el uso excesivo del celular en el cerebro a nivel funcional también ha sido investigada. Así, lo que se ha encontrado es que el empleo inadecuado se vincula con una alteración en la conectividad funcional en varias zonas cerebrales.

En este caso, se ha observado una disminución en la conectividad funcional entre la corteza prefrontal y regiones subcorticales, necesarias para la regulación emocional y toma de decisiones. Aún mas, se ha encontrado que el empleo excesivo se asocia con una mayor activación en el cerebelo y la corteza visual, que son fundamentales para el procesamiento sensorial y la atención visual. Finalmente, también se ha visto que se presenta una mayor activación en el declive del lóbulo posterior del cerebelo, el giro lingual derecho y el giro frontal medio izquierdo (Liu et al., 2022).

Habilidades sociales: ¿Se ven alteradas debido al aumento del uso de la pantalla?

Consecuencias en las habilidades sociales del uso excesivo del celular: ansiedad y preocupación

De igual manera, estudios han explorado cómo el uso excesivo del teléfono tiene consecuencias en las habilidades sociales y la interacción interpersonal. Así, algunas de esas investigaciones han sugerido que algunas consecuencias del uso excesivo del teléfono están asociadas con dificultades en la comunicación cara a cara, y la capacidad de establecer y mantener relaciones significativas con otras personas.

Además, suele llevar a una mayor dependencia de la comunicación digital en detrimento de las interacciones sociales en persona. Por ejemplo, se ha encontrando que el consumo excesivo del móvil se asocia con una disminución en la empatía y la capacidad de reconocer las emociones en los demás (Rathod et al., 2022).

Asimismo, también se ha concluido que el uso excesivo del móvil se correlaciona con una disminución en la calidad de las habilidades sociales y la competencia social. Estos hallazgos indican que el empleo irregular puede tener un impacto negativo en las habilidades sociales. Especialmente, en la capacidad de empatizar y socializar (Lin et al., 2022).

Conclusión

El impacto del uso excesivo del teléfono revela una realidad preocupante: sus consecuencias se extienden más allá de la esfera individual. Desde la reducción en regiones cerebrales fundamentales para algunas funciones cognitivas hasta el deterioro en las habilidades sociales.

Y es que, el excesivo apego a los dispositivos electrónicos trasciende límites, afectando la calidad de vida de las personas y el tejido social. Es imperativo, por ello, tomar medidas preventivas e educativas para mitigar estos efectos, reconociendo la importancia de un equilibrio entre la tecnología y las interacciones humanas para el bienestar general.

Referencias bibliográficas

  • Al-Amri, A., Abdulaziz, S., Bashir, S., Ahsan, M. y Abualait, T. (2023). Effects of smartphone addiction on cognitive function and physical activity in middle-school children: a cross-sectional study. Frontiers in Psychology14. https://doi.org/10.3389/fpsyg.2023.1182749
  • American Psychiatric Association (2013). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (5th ed.). https://doi.org/10.1176/appi.books.9780890425596
  • Daniyal, M., Javaid, S. F., Hassan, A. y Khan, M. A. B. (2022). The relationship between cellphone usage on the physical and mental wellbeing of university students: A cross-sectional study. International Journal of Environmental Research and Public Health19(15), 9352. https://doi.org/10.3390/ijerph19159352
  • Lin, H.-M., Chang, Y.-T., Chen, M.-H., Liu, S.-T., Chen, B.-S., Li, L., Lee, C.-Y., Sue, Y.-R., Sung, T.-M., Sun, C.-K. y Yeh, P.-Y. (2022). Structural and functional neural correlates in individuals with excessive smartphone use: A systematic review and meta-analysis. International Journal of Environmental Research and Public Health19(23). https://doi.org/10.3390/ijerph192316277
  • Liu, D., Liu, X., Long, Y., Xiang, Z., Wu, Z., Liu, Z., Bian, D. y Tang, S. (2022). Problematic smartphone use is associated with differences in static and dynamic brain functional connectivity in young adults. Frontiers in Neuroscience16. https://doi.org/10.3389/fnins.2022.1010488
  • Rathod, A. S., Ingole, A., Gaidhane, A. y Choudhari, S. G. (2022). Psychological morbidities associated with excessive usage of smartphones among adolescents and young adults: A review. Cureus14(10). https://doi.org/10.7759/cureus.30756
  • Wacks, Y. y Weinstein, A. M. (2021). Excessive smartphone use is associated with health problems in adolescents and young adults. Frontiers in Psychiatry12. https://doi.org/10.3389/fpsyt.2021.669042